Comercializan contenido sexual 43 páginas en internet

Armando Landa Amorós
Corresponsal

Xalapa.- Al menos 43 páginas en internet en el estado de Veracruz han sido detectadas, en donde se comercializa contenido sexual o imágenes de mujeres, reveló Olimpia Coral Melo Cruz, fundadora de la Asociación Civil Frente Nacional para la Sororidad.
La activista aseguró que los administradores de esas plataformas suben imágenes y videos sexuales, sin el consentimiento de las féminas, pues muchas de ellas son captadas caminando en las calles y les ponen títulos que tienen connotaciones sexuales.
“Se publican contenidos íntimos sin el permiso de la mujer y menores de edad, principalmente estas publicaciones acaban en diferentes tipos de violencia digital como la ciberpersecución, la sextorsión y la trata virtual de personas”.
Hizo saber que el 80 por ciento de los contenidos de este tipo afectan a las mujeres, principalmente de 18 a 30 años de edad; además, un promedio de nueve casos semanales de mujeres, se registran en los que han sido subidos videos o fotografías íntimas a páginas de internet.
Entrevistada antes de participar en el Foro “Violencia Digital, rumbo a una legislación integral en Veracruz”, en el auditorio “Sebastián Lerdo de Tejada” del Congreso del Estado, dijo que los estados que más presentan mercados de explotación sexual son: Estado de México, Puebla, Veracruz y Tlaxcala; así como la Ciudad de México.
Dicho Foro, efectuado en la sede de la Legislatura, tuvo como propósito destacar la importancia de la iniciativa de la diputada local Monserrat Ortega Ruiz, presentada el 17 de enero pasado, de reforma al Código Penal para sancionar la violencia digital, a través de la creación del capítulo “Delitos Contra la Privacidad Sexual”.
Al respecto, la legisladora de extracción panista recordó que su propuesta busca señalar que comete el delito de “violación a la intimidad sexual”, quien por cualquier medio divulgue, comparta, distribuya, publique y/o solicite imágenes, audios o videos de una persona desnuda parcial o totalmente de contenido íntimo o erótico sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.