Come bien y siéntete mejor

Jennifer Carrillo
El Mundo de Tehuacán

Ser saludable no solo se trata de realizar ejercicio, sino también de seguir una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal, ya que eso proporciona una buena condición para la población y disminuye las probabilidades de desarrollar enfermedades en la vida adulta, o bien, prolongar la expectativa de vida.
De acuerdo a la Secretaría de Salud los meses más cruciales para pobladores son diciembre, enero y un poco de febrero por las interminables fiestas, reuniones o celebraciones, ciudadanos son más vulnerables a subir de peso, ya que la falta de ejercicio y el excedente de ingesta calórica podría ser más perjudicial para quienes ya registran una mala alimentación y una vida poco balanceada.
Sin embargo, a poco más de mes y medio de haber arrancado el 2019, es importante que hombres, mujeres y niños sean conscientes de que es tiempo de cumplir el propósito. Solo basta con reducir a la mitad el consumo de carnes rojas y alimentos con azúcares añadidos, para que cada año se evite hasta en un 22.4% la carga de enfermedades en la población adulta en el mundo.
En estudios científicos recientes, publicados por laComisión EAT-Lancet, se afirma que haciendo un cambio en la dieta, entre el 19 y 24% de adultos pueden prevenir la muerte prematura cada año. Por esa razón la dependencia trabaja fuertemente en las recomendaciones de duplicar el consumo de frutas, vegetales, frutos secos y legumbres, pero sobre todo bajar a más de la mitad la ingesta de carne roja y azúcares.
También se pueden adoptar dietas que contengan granos enteros, nueces, así como grasas insaturadas y reducir el consumo alimentos de origen animal, granos refinados, alimentos altamente procesados y azúcares añadidos.
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) también se ha unido a las recomendaciones, entre esas medir el número de comidas que se realiza al día, pero sobre todo no olvidarse de evitar el sedentarismo, debido a que ambas acciones pueden ser perjudiciales, aumentando el riesgo a padecer enfermedades como colesterol alto, triglicéridos, diabetes y obesidad.
El consumo ideal de calorías es de mil 500 por día, sin embargo, además de una buena alimentación, el ejercicio es fundamental para los ciudadanos. Además de continuar el resto del año con una dieta balanceada, es importante que se vigile el consumo de dulces en niños y niñas, ya que son muy propensos a excederse; por ello cada miembro de la familia deberá ser consiente sobre un equilibrio en alimentación y ejercicio.