Caen asesinos de policías

Gerardo P. Flores
El Mundo de Tehuacán

Mediante un operativo conjunto Secretaria de Seguridad Pública del Estado Fiscalía General y Ejército Mexicano, se logró la captura de una banda dedicada al robo de combustible y asalto a camiones, mismos que son vinculados con el asesinato de los oficiales de policía en el municipio de Los Reyes de Juárez.
La detención de la banda delictiva “Los Richards” se llevó a cabo en el municipio citado, mediante un operativo de campo donde se investigó su forma de operar, vehículos, así como las propiedades que utilizaban para sus delitos.
Derivado del pasado asesinato de un comandante y un oficial del municipio Los Reyes de Juárez se intensificaron los operativos de seguridad en dicha población y las investigaciones llevaron a localizar el identificar a siete responsable de este grupo.
Mediante los operativos de seguridad, luego del asesinato de los oficiales municipales, se logró la captura y detención de siete hombres: Gabriel Adán, de 34 años; Crescencio, de 56 años; Brandon, de 22 años; Aisaí, de 18 años; Flavio, de 26 años; Joel, de 28 años; y José Luis, de 30 años, todos originarios y vecinos de Los Reyes de Juárez.
Asimismo, en varios de los domicilios involucrados con la banda delictiva se aseguraron vehículos, en total nueve unidades de distintas marcas y placas de diferentes estados, como una camioneta Dodge Ram; camioneta Ford Explorer; camioneta Cadillac; camioneta Lincoln.
También una camioneta Chevrolet; camioneta Dodge tipo Ram; camioneta Ford tipo Ranger; camioneta Ram 2500; camioneta Tucom; motocicleta Ducati; motocicleta Itálika 250 y dos más marca KTM.
De igual forma se encontraron varias armas, entre ellas destacan: dos pistolas calibre 5.7 y dos cargadores, así como un arma larga tipo AR-15 y un fusil calibre 7 milímetros.
Las investigaciones sugieren que el combustible robado era extraído de los ductos de Pemexque cruzan los municipios de San Martín Texmelucan y Rafael Lara Grajales, para luego venderlo en Tepeaca y Huixcolotla.
Para robar camiones, operaban en las carreteras federales Puebla-Tehuacán y Puebla-Ciudad Serdán.
En motocicletas y camionetas para interceptar a unidades que transportaban mercancía y asesinaban a los operadores en caso de oponerse.