‘Un flagelo difícil de erradicar’

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Las agresiones a las mujeres es un flagelo difícil de resolver ya que el gobierno ha mantenido estrategias fallidas, refirió el padre Domingo Ortiz Medina tras la campaña, #NiUnaMenos, que se realiza en Córdoba y en otras partes de la entidad para evitar más agresiones contra las mujeres.
Luego de la Eucaristía, en rueda de prensa, el padre abordó el tema de las violencia contra las mujeres que se mantiene presente en la región y otras partes del país, señalando que es un tema difícil el cual es competencia principalmente de las autoridades.
Refirió que, para erradicarlo, los esfuerzos deben ser entre todos los sectores de la sociedad y revisar qué tipo de tipo de educación se está implementando, primero en la familia y luego en escuelas.
“Imagina un maestro misógino, éste va a crear más espacios hacia el hombre y menos espacios hacia la mujer. Un primer santuario de prevención sería la familia, un segundo santuario de prevención es la escuela y después es el trabajo del gobierno federal, estatal y municipal”.
Recalcó que para resolver este flagelo de agresión de género se tienen que buscar métodos y vías de solución.
“Más que nunca hace falta una educación y evangelización al gran mosaico de cultura que presenta nuestra entidad y revisar una sana política en materia de seguridad, donde se garantice la vida de la persona humana especialmente en las mujeres que son las más vulnerables”, dijo.