Triunfa en Europa

EFE

La mexicana “Roma” y sus cuatro Bafta, incluyendo los de mejor película y dirección para Alfonso Cuarón, hicieron sombra a “La Favorita”, que se alzó con siete máscaras doradas, en la 72 edición de los premios de la Academia Británica de Cine y Televisión.
El largometraje de Cuarón, que consiguió su segundo Bafta como mejor director después de hacer lo propio en 2014 gracias a “Gravedad”, logró además el galardón a mejor película de habla no inglesa y mejor fotografía, también labor del cineasta.
La laureada cinta, que anoche continuó su buena andadura en esta temporada de premios que culminará con los Óscar en los que opta a diez estatuillas, narra la historia de la infancia de Cuarón.
A través de los ojos de la mujer que le cuidó de niño a él y sus hermanos, a quien da vida la debutante Yalitza Aparicio, el director hace un retrato del México de los años setenta y una oda a sus recuerdos de niñez.
El filme cosechó cuatro de los siete entorchados a los que optaba, suficientes para consagrarse como la gran vencedora de la gala, considerada la antesala de los Óscar, pese a que “La Favorita” la superó en número de premios.
La cinta del griego Yorgos Lanthimos se quedó sin máscara a mejor película y a mejor director en favor de “Roma”, pero venció en siete de las doce categorías en las que competía.
Olivia Colman, que era la gran favorita por su interpretación de la trastornada reina Ana de Inglaterra, se llevó a casa el Bafta a mejor actriz, mientras que Rachel Weisz, una de sus sirvientas en el filme, arrebató el galardón de mejor actriz secundaria a su compañera de reparto, Emma Stone, que buscaba ese mismo premio y que no acudió a la gala.
Además, “La Favorita” ganó el Bafta a mejor maquillaje y peluquería, mejor diseño de producción, mejor film británico, mejor guión original y mejor diseño de vestuario.
Por su parte, “Bohemian Rhapsody”, “Nace una Estrella” y “El primer hombre en la luna”, que partían con siete nominaciones cada una consiguieron dos, uno y ningún premio, respectivamente.
La cinta que cuenta los inicios en el mítico grupo británico “Queen” del desaparecido Freddie Mercury, se llevó el Bafta a mejor sonido y a mejor actor principal de la mano de Rami Malek.
El actor ya se llevó el mes pasado el Globo de Oro en esa misma categoría y parte como uno de los grandes favoritos para la 91 edición de los premios Óscar, que se celebran el 24 de febrero.
El debut de Bradley Cooper como director con “Nace una estrella” logró únicamente la máscara a mejor música original por la banda sonora compuesta por él, Lukas Nelson y Lady Gaga.
Las que sí se llevaron trofeo a casa fueron “Vice”, de Adam McKay, que ganó mejor montaje, y “Green Book”, de Peter Farrelly, que logró el de mejor actor secundario por la interpretación del apasionado pianista negro Don Shirley hecha por Mahershala Ali.