Padecen mujeres por acoso callejero

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Las cordobesas han implementado sus propios protocolos de seguridad al vivir en una de las ciudades donde en la primer semana del año se cometieron 4 homicidios dolosos de mujeres, por lo que han bajado aplicaciones, tienen taxistas de confianza o comparten su ubicación en tiempo real con alguien cercano. Más que perseguidas acusaron viven diariamente el acoso callejero.
Ante la propuesta #NiUnaMenos, a la que se están sumando comercios y empresas de Córdoba para resguardar a mujeres que se encuentren en peligro o sean perseguidas, señalan que están de acuerdo, aunque les gustaría que fuera permanente y no sólo por unos meses.
“Me parece muy bien, aunque la verdad yo vivo en la Aguillón Guzmán, ojalá está campaña se sumen los comercios de alrededor porque sí se quieren llevar a una de nosotros será difícil que sea en pleno centro”, dijo Miriam López Sánchez.
Aunque descartaron haber sido perseguidas en las calles, cuatro de ellas coincidieron que en esta ciudad han vivido el acoso callejero y en el transporte público, pues se exponen a las miradas lascivas, lenguaje soez y de carácter sexual.
Preguntando a cinco mujeres principalmente de edades entre los 18 y 35 años y que manejan más los aparatos tecnológicos y redes sociales, indicaron que al salir del trabajo o bien a divertirse, optan por tener a un taxista de confianza o de lo contrario, informar a algún familiar o amigo el número de taxi en el que viajan.
“En mi caso tengo un sitio seguro o dos taxistas, uno que trabaja en el día y otro en la noche, sí llego a tomar alguno de la calle trato de que una amiga o mis hermanos me monitoreen, porque considero que así es una forma de protegerme, lo mismo hacen mis amigas”, comentó Lucía González.
Todas las entrevistadas viven en colonias de la periferia. Marilú, por su parte, dijo habitar en la López Arias y diariamente transita por el puente de La Estación, en donde la falta de alumbrado público escuda a algunos hombres para decirles “piropos” e incluso a manosearlas.
Una joven estudiante de 18 años dijo que cuando los fines de semana sale a fiestas o realizar tareas y tiene que regresar sola casa, opta por compartir con amigos su ubicación en tiempo real.
“Yo tengo una aplicación que bajé con mis amigas, se llama ‘Teem’ y te da la opción de hacer un grupo de seguridad personal, familiar o comunitaria, y sí te sientes en peligro activas como un botón de pánico y los que están cerca te pueden auxiliar, aunque la verdad aquí en Córdoba pocas personas la tienen y además debes tener suficiente batería porque compartes tu ubicación y se baja”, dijo Gabriela Ramos.
Córdoba está incluido en la Alerta de Violencia de Género que se activó en el 2016, pero aún así la violencia persiste.