Los Molinos de Michel. Desayuno de campeones.

Talavera Serdán

En días pasados se reunieron los nominados Oscar en el Gran Salón del Beverly Hills en Hollywood. Todos juntos y revueltos con nuestras mexican novo-Divas. Concluirá a las 2:45pm. Luego que me entere mejor les contaré.
Lo que sí supe, con dolor, es la muerte de una leyenda, el compositor francés Michel Legrand, ganador de óscares, y Grammys por su enorme talento. “Los molinos de tu mente”, de aquél thriller-romance de Steve McQueen y Faye Dunaway, TheThomas Crown Affair/Sociedad Para el Crimen; la partitura del musical Yentl (1983), de Barbra, con letras de los esposos Bergman, y la muy famosa entre chavos que se enganchan con bellas cuarentonas, “Verano del 42” (1971). Este caballero era bomba cargada de tonalidades coloridas.
Muere el sábado pasado a los 83. Hijo del director-compositor Raymond Legrand, hace fama en los 60s componiendo partituras como la de Los Paraguas de Cherbourg, el encantador film de Jacques Demy que gana la Palme d‘Or en Cannes en 1964, notable porque no existen diálogos, sólo canciones. La damita es la exquisita Catherine Deneuve.
Carrera que abarca más de 6 décadas, tiene 10 nominaciones Oscar adicionales, por Paraguas, Las Muchachitas de Roquefort (su secuela), El Amargo fin, y otras. Cinco Grammy Awards, en ´71 por “Tema de verano del ‘42,”, y otros dos por arreglos a “What are you doing the rest of your life?” y “La canción de Brian.”
En 1975, trabajando con jazzistas magistrales jazzistas, recibe otros 2 Grammys por su álbum “Imágenes”, y era colaborador frecuente de los legendarios Miles Davis y Stan Getz. Una de sus melodías (mejor, dos) que siempre he traído pegadas en mi teflón de memoria, “I will wait for you/Esperaré por tí”, que entona -no era gran cantante, pero a la Deneuve ¿quién le ponía pero?-de Los Paraguas, y “Los molinos…”.
Quiero creer que Dios, en su sabiduría administrativa infinita, lo tiene ya preparando y/o audicionando coros de angelitos panzones.
A propósito, tanto hizo esperar la Chaparrita de Oro, la tal Vero Castro para su regreso a TVisa, luego de su exitosa breve temporada en Netflix con “Casa de las flores” para venir a estropear el efecto, y las expectativas, haciéndola de jueza en el programa que conduce la Srita. “Simpatía” (en serio, estará muy buena pero es malísima como conductora o como lo que haga ante cámaras, pero Galilea Montijo es de lo piorcito en esa parcela de San Ángel donde producen una TVnovela, de autora foránea, y luego la refritean hasta el cansancio sus guionistas que sólo saben contar “La Cenicienta” en locales, tiempos y nombres distintos, y reciclan, y reciclan… y luego, mientras las gotitas que apenas les quedan al exprimir tanto una historia, les da tiempo de nacer a quienes heredarán más tarde o temprano, sin tiempo siquiera de maduración, esos protagónicos.
Pero, ¿quién soy para juzgar…?.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.