Alertan por reproducción asistida

Hoy fue presentado el informe Riesgos para la salud en los niños concebidos mediante Técnicas de Reproducción Asistida. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

Ciudad de México.- Los niños que nacen a través de técnicas de reproducción asistida tienen un riesgo del 30 al 70 por ciento de sufrir anomalías urogenitales, cardiacas y de aparato digestivo, reveló el informe Riesgos para la salud en los niños concebidos mediante Técnicas de Reproducción Asistida.

Según el estudio, realizado por Juan Luis Alcázar, investigador y especialista en reproducción humana de la Clínica Universidad de Navarra, España, se centra en un análisis de la evidencia científica de lo que hasta el momento se ha descubierto sobre las afectaciones que este tipo de técnicas tienen en la vida de niños y adolescentes.

De acuerdo con el estudio, estos niños presentan mayor predisposición a desarrollar enfermedades como cánceres hematológicos, principalmente leucemia.

Algunos de los riesgos que se comprueban son que pueden presentar defectos anatómicos, problemas perinatales, anomalías cromosómicas, problemas de salud tanto en infancia como adolescencia, y síndromes genéticos, entre otras afectaciones.

Para el experto es fundamental tener en cuenta los altos riesgos que conllevan estas técnicas en la salud de los niños.

Asimismo, el riesgo de que nazcan con parálisis cerebral es dos veces más alto que en los niños son concebidos de manera natural.

También tienen más probabilidades de presentar síndromes genéticos, como el síndrome de Beckwith-Wiedeman, síndrome de Prader-Willi y síndrome de Angelman.

El informe recientemente publicado por Early Institute, think tank mexicano enfocado en el análisis y diseño de políticas públicas para la protección de la infancia, indica que cuando se utilizan estos tratamientos, también se incrementan las complicaciones durante la gestación o el parto; por ejemplo, el riesgo de parto pretérmino aumenta en un 100 por ciento y el parto antes de la semana 32 en más de 200 por ciento.

Entre los tratamientos se encuentran la inseminación intrauterina, la fecundación in vitro y transferencia de embriones, así como la vitrificación de óvulos y la vitrificación de embriones.