‘Vuelve’ la violencia al barrio San Martín

Enrique Norato
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Después de que durante algún tiempo no se registraban hechos delictivos, en el barrio San Martín, ha comenzado a repuntar otra vez en las últimas semanas.
De acuerdo con el ex-inspector del barrio, Tomás Cid, reconoció que la inseguridad ha lastimado nuevamente al barrio, siendo uno de los lugares con menos índice de violencia, “está muy ‘canijo’ todo, asaltaron a los del gas el viernes, se ve todo tranquilo pero de momento hacen sus desmanes” comentó.
Desde el 15 de septiembre de 2017 y tras el incremento de la inseguridad que se desató en el municipio, habitantes formaron su comité de Vecino Vigilante con la finalidad de frenar la delincuencia, llegando hasta tomar “medidas drásticas” para ser mitigado.
Se formó un plan que constaba de 150 familias, contando con la colaboración de autoridades del barrio y Seguridad Pública, quienes determinaron ciertas medidas y constante comunicación para el cuidado de la población.
Sin embargo, a más de un año y cuatro meses de su fundación, el índice delictivo estuvo igual hasta en las últimas semanas, pues se registraban asaltos a transeúntes, robos a locales y casa-habitaciónen la localidad y el cerro Techachales.
Asimismo hay poca respuesta por parte de Seguridad Pública, pues en diversas ocasiones, los han llamado para atender un incidente, llegando muchos minutos más tarde o incluso, no llegan. El último incidente ocurrió hace dos semanas.
“Con piedras y palos ¿qué haces si vienen con armas de alto poder? No hacían nada. Se le llama a Seguridad y no vienen, la otra vez tuvimos según un secuestro, no sé cómo pasó que habían secuestrado. Mandamos a traer a la ‘poli’, ya habíamos ubicado al carro y nunca llegó. Llegaron hasta en hora y media, y eso porque les hablé porque era el Juez de Paz”.
Se espera que con el arribo de los militares a la zona y la toma de protesta de Cristina Mirón, próxima juez de paz, puedan trabajar en conjunto para disminuir la delincuencia en el lugar, pues era uno de los barrios más tranquilos del municipio.