Ofrecen dispositivos antiacoso

REFORMA

Cd. de México, México .-Ante el riesgo de acoso a mujeres, la tecnología ofrece distintos dispositivos de defensa que pueden neutralizar a agresores, sin embargo, de causar lesiones, pueden derivar en la comisión de un delito.

Expertos en seguridad y tecnología advirtieron que productos como paralizadores con descargas pueden ocasionar lesiones irreversibles o, incluso la muerte del atacante, lo llevaría a la víctima de abuso a un proceso penal.

“Hay distintos dispositivos pero hoy tienen relevancia en otros países, aquí en México, la meta de estos dispositivos no está regulada, se consiguen en el tianguis gases lacrimógenos o pistolas de voltios”, dijo José Luis Calderón, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada.

Indicó que la compra de estos dispositivos se deriva de la falta de respuesta inmediata por parte de las autoridades contra los nuevos modus operandi de los delincuentes.

Explicó que existen pistolas paralizantes pequeñas de hasta 800 mil voltios que funcionan con baterías de litio y spray de gas lacrimógeno que cuentan con cámara y hasta GPS para evidenciar una agresión.

De acuerdo con fuentes de la Sedena es posible matar a una persona con una descarga de hasta 50 mil voltios, lo que implica un asesinato culposo, que en el juicio, pudiera cambiar a doloso, por la intención de agredir al atacante.

“Lo que se ve es una línea fina entre un homicidio doloso y culposo, si alguien tiene la intención de asesinar y argumenta que lo hizo porque fue atacada, serán los elementos a analizar en un juicio.

“El voltaje produce efectos perjudiciales en el cuerpo. Cuando entre dos puntos del cuerpo se provoca una diferencia de este voltaje será perjudicial, con daños tal vez irreversibles”, advirtió.

Para el mando, experto en tecnología, lo que se avecina es una acumulación de juicios contra víctimas de atacantes, si no evidencia un acoso.