Retiran candidatura a primera ministra de Tailandia de la princesa Ubolratana

Foto: EFE.

EFE

Bangkok.- El partido Thai Raksa Chart retiró hoy la candidatura de la princesa Ubolratana, hermana mayor del rey de Tailandia, horas después de ser desacreditada en público por el monarca.

La citada agrupación política señaló que “se somete a la orden Real” con “lealtad” y “respecto hacia todos los miembros de la Casa Real”, en un comunicado publicado hoy sábado.

Ubolratana, quien a pesar de perder el título en 1972 al contraer matrimonio con un estadounidense -de quien se divorció en 1998- disfruta de todos los reconocimientos de su linaje, fue propuesta la mañana del viernes como aspirante a liderar el próximo gobierno.
Este movimiento del Thai Raksa Chart, partido vinculado al ex primer ministro prófugo de la justicia del país Thaksin Shinawatra, causó un terremoto político en el país hasta que anoche fue censurado por su hermano mediante un comunicado televisado.

En el documento, emitido unas 12 horas después de presentar su candidatura, el rey Vajiralongkorn calificó de “inapropiada” y “en contra del sistema constitucional” la propuesta de su hermana de cara a las elecciones del 24 de marzo, las primeras desde el golpe de Estado de 2014.

“La participación de un miembro de alto rango de la familia real en la política, en cualquier forma, es un acto que entra en conflicto con las tradiciones, costumbres y cultura del país y, por lo tanto, se considera altamente inapropiado”, señaló el rey.

El partido Thai Raksa Chart, por quien Ubolrarana tenía previsto concurrir, canceló hoy todos sus actos de campaña.

A los comicios sí concurrirá el primer ministro, el general golpista Prayut Chan-ocha, bajo los colores de un nuevo partido visto por analistas como una sucesión democrática de la actual junta militar.

Las plataformas políticas vinculadas al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, quien vive en el autoexilio desde 2006 para evitar una condena de prisión por corrupción, han ganado todas las elecciones desde 2001, pero han acabado expulsadas del poder por los militares o por decisiones judiciales cuestionables.