Balean presidencia municipal

De la Redacción

Tecamachalco.- Un convoy de sujetos armados rafagueó y ataco con piedras la comandancia y el Palacio Municipal la tarde de ayer. La agresión, dejó al menos tres policías heridos, así como daños a dos patrullas y a los inmuebles. Tras el hecho, se generó un importante despliegue policiaco, entre municipales, estatales, federales, soldados y agentes ministeriales.

El ataque
Los hechos ocurrieron alrededor de las 13:50 horas, cuando al menos seis unidades con hombres armados, se dispersaron en varias partes del centro de la ciudad. Una camioneta Jeep Cherokee color gris, una camioneta Dodge RAM color blanco y una tipo familiar dorada, se estacionaron en la Avenida Juárez e Hidalgo. De dichas unidades descendieron de entre 15 a 20 sujetos con armas de alto poder y comenzaron a atacar el Palacio Municipal con piedras, rompiendo vidrios, haciendo lo mismo con la comandancia, en donde al interior se encontraban policías. Posteriormente, los hombres dispararon contra las patrullas y la presidencia.
Tras la agresión, los sujetos armados abordaron sus unidades y huyeron con dirección a la avenida Hidalgo, hasta la calle 6 Sur; también dos unidades más y una motocicleta se sumaron al convoy, huyendo sobre la calle 3 Sur.

Heridos
Tras el ataque, tres uniformados resultaron heridos por las pedradas y tuvieron que recibir atención de paramédicos de Protección Civil. En tanto, los altos mandos dieron el aviso a varias corporaciones de la región, para que llegaran a su auxilio. Al lugar, arribaron policías de los municipios Cuapiaxtla, Tepeaca, Huixcolotla, Tlacotepec, además de Policía Estatal, agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y Ejército Mexicano y la Gendarmería.
En el lugar, al menos dos patrullas resultaron dañadas, y el Palacio tuvo daños en algunas ventanas e impactos de bala en su estructura.
Debido a que durante la agresión había adentro del inmueble personal del Ayuntamiento, éste fue evacuado minutos más tarde, mientras que los negocios de la zona centro fueron cerrados.
Hasta el cierre de edición, el centro continuaba sitiado por las diferentes corporaciones policiacas, quienes resguardaban la zona del ataque.