Reprimen protestas en Zimbabue; 17 muertos

Grupos defensores de los derechos humanos de Zimbabue elevaron hoy de 12 a 17 el número de los muertos en las protestas reprimidas por las fuerzas de seguridad el pasado enero. Foto EFE

EFE

Harare.- Grupos defensores de los derechos humanos de Zimbabue elevaron hoy de 12 a 17 el número de los muertos en las protestas reprimidas por las fuerzas de seguridad el pasado enero en este país africano.

“Las violaciones de los derechos humanos que comenzaron como respuesta del Estado a las protestas masivas del 14 enero tomaron de inmediato un carácter sistemático”, afirmó el Foro de ONG de Derechos Humanos, una coalición de 22 grupos de activistas defensores de los derechos fundamentales, en su último informe.

El documento, titulado “En los días de oscuridad de Zimbabue”, se denuncia también la violación de 16 mujeres por hombres identificados como soldados.

“Los violadores identificados por las víctimas son oficiales del Ejército Nacional de Zimbabue que asaltaron a estas mujeres o instruyeron a otras personas para que lo hicieran en su presencia”, subrayan las ONG.

El documento se divulgó mientras el país se encuentra sumido en una crisis, después de que la subida del precio del combustible -que se duplicó y pasó a costar más de tres dólares por litro- provocase una huelga general del 14 al 16 de enero y una oleada de protestas.

El Foro indicó que los abusos fueron tan graves que podrían considerase “crímenes de lesa humanidad”, e hizo un llamamiento a la Unión Africana y a la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC) para que ayuden a detener estas violaciones.

También señaló que hubo 81 heridos por disparos, 26 secuestros por agentes de seguridad y al menos 586 agresiones a otros ciudadanos, incluidas palizas y ataques de perros.

“Se atestiguaron casos de agresiones, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes a una escala impactante, de manera que no es posible determinar el número real”, admitieron las organizaciones.

El jefe del Estado Mayor del Ejército zimbabuense, Douglas Nyikayaramba, declaró hoy al diario estatal “The Herald” que las Fuerzas Armadas han restablecido la paz en el país y están “listas para retirarse” y regresar a los cuarteles.

Nyikayaramba señaló también que las denuncias de violación y agresión por parte de soldados estaban siendo investigadas y que, si se descubría que habían cometido delitos, “serían arrestados y disciplinados”.

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, convocó este martes a los líderes de la oposición para tratar los términos de un “diálogo nacional”, una propuesta que el principal jefe opositor, Nelson Chamisa, tachó de “distracción” y que se negó a aceptar.

El encarecimiento del precio del combustible desencadenó una oleada de protestas insólita en Zimbabue desde la caída del mandatario Robert Mugabe en noviembre de 2017 y llevó a Mnangagwa, que estaba en una gira europea y centroasiática previa al Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) a adelantar su vuelta al país.

Unas 1,000 personas fueron arrestadas después del inicio de las protestas y de una oleada de saqueos en las dos principales ciudades de este país del sur de África, Harare y Bulawayo.