Temen por desabasto de gasolina en región

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

El desabasto de gasolina que están sufriendo algunos estados podría afectar a la zona en cuanto a aumentos en los precios de los productos, aunque hasta el momento no se tienen afectaciones, aclaró Guillermo Trujillo, presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) Orizaba.
A pesar de todo, el empresario lanzó un exhorto enérgico al Presidente a que se restablezca la situación y no se afecte a los consumidores.
“El presidente Andrés Manuel López Obrador es un hombre bien intencionado, que agarró al toro por los cuernos, pero quizás el equipo que tiene abajo es un poquito impetuoso. Lo que hacen está muy bien porque ya había mucho saqueo de hidrocarburo; pero los que dependen de él no planearon bien lo que iba a pasar al cerrar los ductos, no estudiaron la cadena de distribución y ahí están los resultados”, apuntó.
Si en una semana no se restablece el problema de desabasto de combustible en el país, sí se generaría una escalada de precios y una inflación que presionaría la economía al gobierno, como este jueves advirtió el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.
En tanto, destacó que la zona se abastece de productos principalmente de Puebla, por lo que la crisis no afecta a la zona centro, por el momento, aclaró.
De hecho, tanto en Puebla como Veracruz los precios de los combustibles han bajado en hasta un peso en algunas gasolineras. Incluso en nueve municipios de Veracruz se expende la Magna en hasta 15 pesos.

En Veracruz puerto Varados, 24 buques
En los puertos de Tuxpan y Coatzacoalcos, Veracruz, hay al menos 24 buques tanque con combustible que se encuentran fondeados; es decir, no han podido entrar al puerto para descargar el producto, debido a que las terminales de almacenamiento se encuentran saturadas por la estrategia que está siguiendo el Gobierno federal contra el robo de combustibles.
En entrevista, Mitchel Dehesa, director de Negocios Downstream Oil & Gas en SGS México, aseguró que esta situación provocará una carga económica para Pemex, pues mantenerlos en esta situación genera penalizaciones que van de los 25 mil a 30 mil dólares diarios por cada barco.