Hilvana victorias Barsa Lassa

EFE

Una actuación superlativa del base francés Thomas Heurtel (23 puntos) acabó con la resistencia de un tosco Pantahinaikos en el Palau Blaugrana (79-68), donde el Barça Lassa encadenó su quinta victoria consecutiva en la Euroliga que le permite afianzarse en la sexta posición.
En un partido físico, a la magia del jugador galo se le sumó la intensidad defensiva y el control del rebote -39 en total, 20 más que su rival- que condenaron al equipo griego en el último cuarto, cuando se resolvió el encuentro con un parcial de 23-16 favorable a los locales.
Heurtel está en estado de gracia. Pesic lo sabía y, con un Tomic muy incómodo en la zona, explotó su jerarquía. El base francés anotó 9 puntos en el primer cuarto y, junto a la aparición de Seraphin en la zona (14 puntos y 7 rebotes), daba aire a su equipo ante un Panathinaikos que sobrevivía desde la línea de 6,75 metros.
Parecía que el Barcelona conseguiría en el segundo cuarto aumentar la diferencia. Sólidos en defensa, los jugadores de la segunda unidad de Pesic respondían sobre el parqué. Hanga podía correr en ataque y Kuric encontraba tiros relativamente cómodos desde el perímetro.
Llegaron a gozar los azulgrana de una ventaja de ocho puntos (28-20, min.15), pero el equipo griego reaccionó de la mano de uno acertado Papapetrou, máximo anotador visitante con 17 puntos.
Al Barça Lassa no solo le penalizaba el acierto del alero griego, sino también las múltiples pérdidas de balón -6 tras los primeros 20 minutos- y las dificultades para cerrar el rebote ante la fortaleza física de los griegos, que igualaron el marcador en el descanso (37-36).
Después de unas temporadas de sinsabores, el aficionado del Palau Blaugrana parece haber recuperado la sonrisa. No es para menos, su equipo suma 11 victorias en 18 partidos europeos y cada vez tiene más cerca los ‘play-off’.