Roban pipa con gasolina

De la Redacción

Región.- Delincuentes robaron pipa de Pemex cargada con más de 10 mil litros de gasolina entre los límites de los municipios de Acatlán y Cosolapa Oaxaca; el atraco generó un fuerte operativo policiaco para tratar de recuperar la unidad y el cargamento que asciende a alrededor de 200 mil pesos.
Los hechos se registraron cerca de las 09:00 horas de ayer jueves en el tramo carretero que comunica a estas localidades, se informó que sujetos armados detuvieron al conductor y lo obligaron a entregarles el vehículo que transportaba combustible a una gasolinera de la región.
Se trató de un auto tanque marca Kenwood modelo 2016, color blanco que salió de una de las zonas de distribución para surtir de combustible a gasolineras de Cosolapa y Acatlán, sin embargo, no logró llegar a su destino final.
Trascendió que debido a que por las medidas aplicadas contra el robo de huachicol con la disminución de la presión de ductos, bandas dedicadas al robo del hidrocarburo optaron por robar pipas cargadas con combustible, como ocurrió recientemente en la región de Tierra Blanca confirmaron encargados de una gasolinera.
El atraco generó una fuerte movilización policiaca que se extendió hasta el municipio de Tezonapa, donde elementos de Seguridad Pública y municipales desplegaron un operativo para tratar de localizar la unidad, la cual se teme sea descargada en algún punto de venta de combustible robado, pese a las medidas de búsqueda que aplicaron las corporaciones policiacas no se logró la ubicación de la unidad y de los presuntos ladrones que huyeron entre caminos vecinales de Acatlán y Cosolapa.
Aunque en esta región no se registra desabasto de combustible, uno de los encargados de un expendio de Pemex reconoció que el problema podría repetirse, debido a que las unidades que transportan el combustible en caminos accidentados, son propicios para que grupos delictivos roben las unidades por la desesperación de que no han podido ordeñar los ductos por la baja presión con que circulan la gasolina en la red de distribución.
“De continuar los robos de pipas, las gasolineras de esta zona también tendrán desabasto; los distribuidores no podrán entrar por temor a ser robados y eso nos dejará sin abasto”, señaló un encargado de un establecimiento de Pemex.