Limpian deslave ¡y los denuncian‘

Verónica Amayo
El mundo de Orizaba

Zongolica. – Fue en noviembre cuando pobladores de
Atlahuilco removieron un deslave en un camino que desde junio dejó incomunicadas a más de 400 personas, dicho derrumbe fue ocasionado por una obra que realizada un vecino, de nombre Javier, quien ahora denunciados ante la fiscalía por causar daños a su propiedad a 10 habitantes, argumentó el señor Genaro Xicalhua Ayohua.
Explicaron que no tuvieron acceso desde junio que ocurrió esta situación, por lo que durante estos meses tuvieron que transitar por un camino alterno justo en medio de la primaria, sin embargo argumentaron que podía ocurrir un accidente con los alumnos.
La población se organizó para reportar este problema con las autoridades mismas que sólo les dijeron que les prestaban la máquina para remover el deslave.
Señalaron que fue en noviembre cuando lo removieron entre vecinos quienes ya estaban cansados de tanta solicitud y que no les hicieran caso, “lo hicimos por la comunidad porque no podíamos trasladar a nuestros enfermos, era un completo caos”.
Este camino en el que se removió la tierra conecta a las localidades de Zacatlamanca, Quechulingo, Tzihuateo y a la cabecera en Atlahuilco, “es un camino que es necesario y que no puede ser obstruido sin embargo este vecino nos argumentó que cometimos un error al invadir y meterse a remover el deslave”.
Revelaron que son 10 personas las que están denunciadas, por lo que ayer acudieron a la fiscalía de Zongolica, para tener una conversación con las autoridades, ya que es un error el que están cometiendo al ser citados por el simple hecho de remover un deslave que afectaba a los pobladores.
“No conocemos de leyes, venimos a gastar lo poco que tenemos y en ocasiones por ser indígenas nos discriminan y nos castigan, por eso pedimos a la fiscalía que reconsidere este caso”.
Expresó que continuarán en la lucha, porque es absurdo que hagan justicia a una sola persona, cuando detrás de las personas afectadas están varias localidades, “nos dijeron que en nuestro terreno podemos hacer lo que sea pero no meternos con otras personas, y no lo estamos haciendo, nos están aplastando como ciudadanos”.