Baja muerte de migrantes 20%

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Al menos 4 mil 592 migrantes perdieron la vida en 2018 en las rutas migratorias de todo el mundo, según datos del Proyecto Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones.
En su informe anual revela que en 2017 fueron 6 mil 177 migrantes en todo el mundo los que perdieron la vida. En 2018 se registró un descenso del 20 por ciento en comparación con el año anterior.
El mismo reporte señala que durante 2018, en la frontera entre México y Estados Unidos se registraron 393 muertos, apenas, 22 menos respecto a 2017 cuando se registraron 415 decesos.
De los migrantes muertos en la frontera de México y Estados Unidos, se presumen que 100 eran centroamericanos, 86 de América Latina y resto del Caribe, de Sudamérica, del sur de Asia y de 184 son de origen mixto o se desconoce su origen.
José Jacques y Medina, representante del Movimiento Migrante Mesoamericano señaló que México se ha convertido en la ruta de la muerte para los migrantes, principalmente los centroamericanos que a su paso por el territorio mexicano son víctimas de ejecuciones, desaparición, trata, secuestro, esclavitud, violaciones, extorsión y robo.
Esto, muchas veces por parte de grupos criminales, pero también por policías al servicio de la delincuencia.
Hoy los migrantes son mas vulnerables que nunca, están expuestos no sólo a los abusos de las autoridades sino son rehenes del crimen organizado.
Los migrantes se vuelven rehenes de la delincuencia organizada, quien llega a pagar entre 3 mil y 5 mil dólares por cada migrante que le es entregado.