Ocasiona caos cierre del SAT

Jéssica Ignot
El Mundo de Orizaba

Caos y molestia causó el primer día de la suspensión definitiva de las actividades del Módulo de Servicios Tributarios en Orizaba, que atendía entre 100 y 120 personas al día de al menos 28 municipios.
Ayer por la mañana decenas de contribuyentes que acudieron a hacer un trámite o que tenían cita programada, se llevaron la sorpresa de que no había actividad y que ahora debían hacer sus trámites en las oficinas de Veracruz, Xalapa o Coatzacoalcos, que son los únicos lugares en donde operará el SAT en la entidad, lo que les significará erogar entre 800 y mil pesos para hacer un trámite presencial en las oficinas.
Una persona que acuda a Veracruz deberá invertir unos 400 pesos en el pasaje, otros 200 en comidas y perderá un día de trabajo, otros 200 pesos si es lo que le pagan por día. Para Xalapa, son 600 pesos tan solo en pasaje, dijo el contador Fernando Mejía Cruz.
Asimismo, algunos contribuyentes intentaron realizar los trámites a través de la página web de la dependencia, pero está saturada y no pueden sacar una cita para acudir a hacer un trámite en las ciudades mencionadas.
Por otra parte, ayer personal del Centro de Recursos y Servicios (Cerys) del SAT del puerto de Veracruz retiró los sellos de inmueble colocados el martes pasado, para permitir el ingreso del personal de vigilancia y de limpieza.
Otro daño colateral por el cierre del módulo es que unos 40 trabajadores del IPAX y de servicios de limpieza que atendían las oficinas en Córdoba y Orizaba quedarán sin una fuente de empleo ante el cierre de las instalaciones.
Y es que el contrato de servicios que el IPAX mantiene con el SAT culmina el 31 de enero, mientras que el personal de limpieza pertenece a una empresa externa con sede en la ciudad de Puebla.