Fotogalería: Amor para siempre

Jhenny Renaud
El Mundo de Córdoba

En una elegante e inolvidable boda, Marisol Montero y Ricardo Castro se juraron amor eterno frente al altar en la iglesia de San José Obrero, recinto en donde sus padres Doris Ferrer y Ciro Montero -por parte de ella- y Elba Oliveros por parte del novio, los acompañaron con gusto para ser partícipes de esta unión de amor, que tras una sólida relación de noviazgo, hoy culmina en el esperado enlace nupcial del que Ita Renaud y Antonio Fonseca fueron padrinos de velación.
Así transcurrió la emotiva ceremonia religiosa, en la cual los ahora esposos se comprometieron a amarse y respetarse hasta que la muerte los separe y así formar una familia basada en el respeto y el amor que esperan traiga días de felicidad, hermosos hijos y un hogar de paz y amor en el que forjarán su esperanza en un futuro que hoy comienza con el pie derecho.
Al concluir la celebración, los recién casados e invitados se dieron cita en una conocida finca de eventos, en donde se llevó a cabo el festejo nupcial, por lo que el buen gusto se podía ver en cada detalle que Marisol y Ricardo eligieron especialmente para esta fecha tan importante, en la que tuvieron la dicha de brindar por el amor y la unidad y así con el cariño, los consejos y cientos de obsequios por parte de sus familiares y amigos, se llevó a cabo este día en la gran boda de la familia Castro Montero.