Exigen inversión en seguridad y obras

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Mayor inversión en materia de seguridad; obras relevantes como el rescate del Beisborama en su primer etapa, transparencia en el informe de egresos y cero opacidad en cada una de las acciones, son parte del pronunciamiento de al menos cuatro regidores respecto a la expectativa para la aplicación del presupuesto 2019 aprobado para el municipio y que rebasa los 695 millones de pesos.
La regidora primera, Yadira Espíndola Carrera, declaró que se han realizado dos reuniones con la intervención de directores de área para abordar el tema de los recursos; la primera fue el 31 de diciembre y la segunda el lunes pasado. La edil urgió a que este año se mejore la transparencia que fue de los puntos más criticados en el primer año de gobierno de la alcaldesa Leticia López Landero.
“Primero debemos conocer el plan de trabajo de cada dirección, segundo conocer su presupuesto y tercero que sean más eficiente en el desarrollo del plan, mejorar y aplicar el recurso de manera correcta, eficiente, honesta, transparente para que cada peso que se aplique en cada rubro o partida, sea donde realmente se necesita”, aseveró.
El regidor quinto, Ángel Etiem Jiménez Castañeda, uno de los ediles que en su momento votó en contra del Presupuesto para el ejercicio de este año, indicó que las reuniones que han sostenido carecen de bases concretas que les permitan determinar las acciones y obras que van a desarrollar este 2019 y advirtió que esta vez, las direcciones y coordinaciones deben conducirse con claridad.
“Los directores no nos dicen cuánto les corresponde, cómo lo están distribuyendo entonces para mí es sólo es una plática entre amigos; esperemos que haya transparencia y se dé respuesta a la ciudadanía y que cuando se les soliciten datos no les apliquen que se la darán en tres meses, porque así dice la ley como nos hacen a los ediles”, expresó.
El regidor sexto, José Alfredo Riverón Mora, comentó que es necesario que el presupuesto se maneje de manera responsable, con una mejor planificación y planeación así como un compromiso con el ciudadano y se le de voz participativa para que la administración municipal clarifique lo que hará este año, apoyado en los gobiernos estatal y federal.
“Celebro el hecho de que nos reunamos porque de lo que he hablado en momentos pasados ha sido mucho de la falta de transparencia que se traduce en opacidad, de la poca claridad que existe en la información, en los programas, acciones, obras y cada una de las decisiones políticas”, dijo.
El regidor tercero, Gustavo Guzmán Millian, enfatizó que uno de los temas urgentes por atender es el de la seguridad, a la que adelantó que existe la intención de destinar al menos 60 millones de pesos, derivado de la situación de hechos delictivos que se vive, así como aterrizar proyectos de bienestar social con obras que incluso no descarta llevarlas a consulta ciudadana.
“La seguridad es un tema que se pretende reforzar en cuanto a la inversión, además de ver cuáles son las obras de impacto social para este; soy de la idea que los grandes proyectos se puedan someter a una consulta ciudadana, sería conveniente que los cordobeses participen”, dijo.
En ese sentido, citó como una obra destacada el rescate del estadio Beisborama, el cual reveló que requiere de un presupuesto general de 60 millones de pesos, razón por la que buscan una inversión tripartita para comenzar la primera etapa este año.