Adiós al crack Sekularac

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Dragoslav Sekularac terminó yéndose al cielo, no sabemos si montado en el camello, el caballo, o el elefante de alguno de los Tres Reyes Magos, que guiaron al que fuese un notable jugador yugoslavo, y un técnico iracundo y a veces hasta cruel, ido de este mundo en víspera de Día de los tres Monarcas que le rindieron culto y regalos al Creador, el cinco de enero del 2019.
Gran jugador yugoslavo en su tiempo, inclusive considerado el mejor futbolista de aquella Copa del Mundo plenamente inolvidable, la de Chile 62. en donde su selección bordo un futbol pleno y hasta hermoso, adelantando lo que Holanda termino de crear en Alemania 74, Dragoslav será recordado siempre como el autor de los pases medidos y matemáticos a sus compañeros, tanto de Selección como de su equipo mas querido y amado el Estrella Roja de Belgrado, siempre deseando que algún compañero suyo anotara el gol, nunca mezquino, sin buscar la gloria propia en ñugar de marcar.