Compartió casaca con Isidro Lángara

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Muchos días de estos para Don Emilio Fanjul García, que aquí entre nos se ha cansado ya de convivir con la gloria enmarcando un campo de futbol tanto en Córdoba, como en aquella ciudad de México, en donde fue la contratación más joven llevada al cabo por aquel equipo de leyenda, el del España, que con todo e Isidro Lángara el gran artillero ibérico, nuestro personaje llego a posar en la fotografía oficial de dicho conjunto legendario a la edad de diez años, apareciendo más que como la mascota oficial, como el símbolo puro y eterno de un escuadrón que dejó huella de la buena en el respetable.
Emilio ayer contemplo como su nombre quedó de manera eterna grabado en la Copa que lleva su propia identificación, dentro de una fecha histórica para el propio balompié rentado cordobés, que instituyo con el sello del equipo Córdoba Futbol Club militante en la Tercera División rentada, la primera Copa que permanecerá desde aquí a la eternidad, dentro de un hecho nunca antes visto.
Que de recuerdos de Emilio, aparte de haber posado con Lángara, Blasco, Laviada , Aedo, José Antonio Rodriguez, Busca, Domingo, Quezada, Irraragorri, y Septien entre otros legendarios jugadores del Equipo España, fue figura clave en aquella primera directiva que tuvo un equipo profesional cordobés, cuando el 26 de octubre del 71, fue aceptado un equipo de nuestros lares en el balompié organizado de México dentro de una Tercera División, quedando su nombre junto con el de su hermano ido de esta vida pero nunca olvidado Ramón, sin olvidar a Manolo Acevedo Quiroz, Nacho Peña, Víctor Ugalde, el Doctor Francisco Galan y Don Jose Arias Arrojo sangre ibérica en el grupo.
Los equipos de sus amores, Iberia levantado por sus esfuerzos en el Casino Español cordobés, Zacatepec, la sombra de otro Emilio, o mejor dicho Emiliano Zapata, se fundió con su corazón siempre guerrero, y claro esta todos los forjados en Córdoba, la llamada ciudad de sus eternos amores.