‘Más impunidad con salida de Bermúdez’

Jessica Ignot
El Mundo de Córdoba

La activista y defensora de Derechos Humanos, integrante del Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, Araceli Salcedo Jiménez señaló que con la salida de Arturo Bermúdez Zurita se vuelve a ver más impunidad en el estado.
“Más impunidad para todas aquellas víctimas que no hemos podido localizar y seguimos en esta lucha, en esta búsqueda”, dijo.
“Desde el Colectivo de Familias Desaparecidas Orizaba- Córdoba veníamos percibiendo, con anterioridad, que sucedería esta impunidad”.

Rechazo
Tanto es así que se pronunciaron, junto con otras organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos comprometidos, rechazado las resoluciones del Poder Judicial de la Federación que minimizaba la gravedad del delito de desaparición forzada de personas.
“Esto nos agravia y son muestras de una profunda indiferencia y desconocimiento de las obligaciones constitucionales y no sólo a las víctimas sino a la sociedad en general, por eso hoy tenemos como resultado que el más grande victimario de la sociedad veracruzana goza hoy de llevar tranquilamente su proceso en libertad”.
Condenó que al salir en libertad hipócritamente dijera que se suma a la exigencia de los colectivos, “cuando él fue uno de los orquestadores en la desaparición de nuestros familiares y generó este dolor que sentimos así como el miedo y el terror que sembró en su administración.
No olvidamos ese abuso de autoridad, ese terror que él sembró cuando estaba a cargo de la seguridad pública del estado”.
La libertad de la que hoy goza Arturo Bermúdez Zurita, dijo, no es culpa de la Fiscalía General del Estado, “vemos la problemática a la que nos enfrentamos entre la procuración e impartición de justicia, porque como familiares de una persona desaparecida les exigimos a los fiscales resultados de la búsqueda tantos los perpetradores que los desaparecieron como de nuestro familiar”.
“O sea, sí desapareciste, si mataste, si torturaste, si estuviste aliado a la delincuencia organizada, pero no es grave para mí como juez, y entonces puedes llevar tu proceso en completa libertad”, dijo.
Reiteró que esto no sólo pone en riesgo el proceso, sino que él huya, o peor aún, que quería desaparecer o amedrentar a los testigos o a las familias de las víctimas.

Justicia
Cuestionó a dónde queda la justicia que piden las familias de las víctimas, sí tal parece que siempre se va a tener un estado lleno de impunidad.
“Y el trabajo de nosotros? y el trabajo de las colectivos?, de las víctimas, de las familias, de la sociedad que se une a nosotros, de las autoridades que en verdad se comprometen a trabajar? o sea, no sirve de nada sólo porque una jueza dice que no es un delito grave”, cuestionó.
Señaló que es necesario exhortar a los jueces que lejos de la investidura que representen, recuerde que también son parte de una sociedad lacerada por la delincuencia.
“¿Dónde está la calidad humana del juez? Yo quisiera que la jueza me dijera de frente que la desaparición de mi hija no es grave, yo quisiera que esa jueza se pusiera un minuto en mis zapatos para que ella dijera: no es grave, se llevaron a mi hija, pero no es grave”, comentó.
Esa insensibilidad e indolencia es lo que se tiene que cambiar, porque de nada sirve que se tengan excelentes leyes y excelente gente que ha querido trabajar y coadyuvar con las familias de las víctimas si una sola persona echa a la basura todo un proceso.

Pide unión
“Yo exhortaría a que nuevamente nosotros desde el colectivo, desde la sociedad que se ha sumado con nosotros, alzaramos la voz en exigencia a esos magistrados y a esos jueces para ver de qué manera pudiéramos seguir avanzando en estos procesos porque con esas decisiones no vamos a llegar a ningún lado”.
Ya salió Bermúdez, ya salieron otros implicados, se dice que ya sale Luis Ángel, al rato saldrá Rosario Zamora y vaticinó que la cereza del pastel para todos va a ser que se le ponga un nicho a Duarte, “no sé a qué más le esté apostando el gobierno”.
El nuevo Gobierno federal habló mucho de un cambio, el nuevo gobierno del Estado hablo de una emergencia humanitaria para el estado de Veracruz, señaló, pero esas fueron únicamente palabras, pues cinco días después de que se declara emergencia humanitaria en la entidad, empiezan a quedar en libertad ex funcionarios duartistas.
“El gobierno actual habla de un perdón, pero nosotros los afectados no olvidamos, no olvidamos ni el terror, ni el abuso, ni la desaparición ni tantos juvenicidios que ha habido en el estado de Veracruz; nosotros no olvidamos, el Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba ni perdón ni olvido a ninguno de estos actores”.
Y agregó: “queremos justicia, no más impunidad, no más simulación, no queremos una cacería de brujas, queremos que realmente vengan y hagan lo que les corresponde: darnos justicia y darnos seguridad a los ciudadanos”.
Recordó que hace una semana vio un tweet de Alejandro Encinas que decía que como las leyes hasta el día de hoy habían sido funcionables, se iba a empezar de cero, “no señores, no se trata de empezar de cero, no se puede borrar el pasado, no podemos olvidar”.
Dijo que como colectivo y familiares de víctimas de desaparición, seguirán insistiendo aún cuando saben que van a luchar contra un monstruo mucho más grande. Se rumoraba que había pactos entre el nuevo gobierno y el duartista, ahora parece que el día de hoy eso que no era un rumor entre pasillos, pues se está viendo como una realidad.