Revela CEDH anomalías en los penales

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

La delegación Regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), reveló que existen “observaciones” que deben corregirse en las cárceles municipales de la región, como el caso de Paso del Macho que presenta malas condiciones de higiene y ausencia de cámaras de vigilancia para deslindarse de posibles acusaciones de maltrato a los detenidos.
El titular de esa oficina, Manuel Antonio Sánchez Hernández, indicó que otros municipios como Coscomatepec, Yanga, Aquila y Maltrata también deben mejorar las instalaciones de sus cárceles y en el caso del penal La Toma, indicó que desde el viernes esperan la asignación de un director para dar continuidad al trabajo con la población penitenciaria que es de unos mil reos y donde rechazó que haya hacinamiento.
“La gran mayoría (de las autoridades) han hecho caso de las observaciones que es mantener un lugar limpio, que tengan cámaras de control de seguridad interno, pues se han dado muchos casos que se pueden golpear adentro, las personas que están en arresto administrativo y entonces es para que no les vayan a echar la culpa a los policías”, explicó.
Indicó que dentro de su jurisdicción son cerca de cuarenta sitios, entre cárceles, separos y el propio Centro de Readaptación Social (Cereso) de Amatlán que alberga a unos mil reos, entre hombre, mujeres y adultos mayores. Éste último, con el cambio de gobierno, hasta ayer no contaba con un director.
El funcionario precisó que son al menos siete cárceles las que presentan condiciones adecuadas, sin embargo, el caso de Paso del Macho reconoció que debe atenderse, aunque admitió que al igual que en otros municipios como Coscomatepec, Yanga, Aquila y Maltrata, la falta de presupuesto puede ser un factor limitante pues en algunos casos ni siquiera tienen policías suficientes.