¿Se va a jubilar?, evite sorpresas

Agencia Reforma

El trámite de jubilación no tiene que ser un calvario y debería concretarse en alrededor de un mes, explica Alejandro Dryjanski, director Corporativo de Investment Management y Afore Citibanamex.
“Una vez que el trabajador cumpla 60 años, debe acudir con la Afore con la que está registrado para que se emita un folio de precaptura, es la fase número”, dice.
“Con ese folio de precaptura, vas al IMSS a solicitar tu pensión, una vez que acudes, lo que el instituto hace es emitir una resolución. Hay que recordar que debes dirigirte a la unidad de medicina familiar que te corresponde”.
Indica que la resolución solicitada llegará en unos 21 días, y una vez que se entrega, se tiene que llevar a la Afore de la persona a jubilarse.
“Si la resolución salió positiva, la Afore debe entregar lo que corresponde, dependiendo del régimen en el que cotice”, afirma.
El IMSS debe hacer un comparativo antes para ver cuál es el régimen que corresponde, 1973 o 1997, y la resolución; luego vas a la Afore, y en unos 6 días debe entregar lo que corresponde.
“Si es el régimen de 1973, te pueden corresponder las subcuentas de 1997, la subcuenta del SAR 1992, la subcuenta de vivienda 1992, la subcuenta de vivienda del 1997, y lo que tengas de ahorro voluntario”.
Agrega el directivo de Afore Citibanamex que “algunos de los documentos que se tienen que entregar a la Afore como requisitos son identificación oficial, comprobante de domicilio de 3 meses, estado de cuenta de la Afore, documento con Número de Seguridad Social (NSS), un estado de cuenta bancaria en donde se depositaría la pensión y el acta de nacimiento, identificaciones de beneficiarios, comprobante de estudios para menores de 25 años y acta de matrimonio del cónyuge”, explica.
Sugiere a las personas que revisen los datos de su Afore, se vayan a jubilar o no; para verificar que la información esté correcta.
Comenta que los casos más comunes de dificultades en los trámites de la jubilación son los errores de escritura en el nombre y en la Clave Única de Registro de Población (CURP).
“Los robos de identidad pasan muy poco, las medidas de seguridad son mayores y con las pruebas de biométricos que se realizan, se identifican las huellas, y aunque te llames igual, al checar las huellas, no pasan”.
Añade que en casos de que cuando la persona ya cumplió 60 años y aún no tiene las semanas cotizadas requeridas, se trata de la siguiente forma: “Si el trabajador estuvo registrado en el régimen 97 del IMSS, 13 o 14 años, habrá acumulado entre 676 y 728 semanas de cotización (52 semanas por año).
“El trabajador podrá seguir cotizando hasta acumular mil 250 semanas o bien, en caso de que ya no se encuentre trabajando y cotizando, podrá iniciar sus trámites de pensión, en tal caso, el IMSS le emitiría una resolución de negativa de pensión por no cumplir con las mil 250 semanas de cotización, con lo cual dispondrá de los recursos acumulados en su cuenta individual en una sola exhibición”, señala.