Los matan en falso reten

Mariana Gutiérrez H.
Diario El Mundo

Esperanza, Puebla.- Un enfrentamiento entre grupos delictivos rivales dejó como saldo cinco muertos (aunque no fue confirmado por las autoridades podría tratarse de siete); los cuerpos quedaron tendidos sobre la carpeta asfáltica del la autopista México-Veracruz, en el kilómetro 224+100, a la altura de la comunidad de San José Cuyachapa, perteneciente a Esperanza.
Según informes, las víctimas murieron durante un enfrentamiento entre integrantes de grupos delictivos contrarios; cuando uno de ellas intentaba robar un tráiler que circulaba sobre la Autopista México-Veracruz.

La balacera
Los sujetos que fueron ultimados -según versiones oficiales- montaron un falso reten. Para esto utilizaron una camioneta Nissan Pick up, color azul, con placas de circulación ME97865 de la CDMX, a la cual le colocaron luces de estrobos y simularon que se trataba de un dispositivo de seguridad oficial.
Por el falso reten transitó un tráiler, color blanco, al cual presuntamente los malhechores intentaron detener para, presuntamente, atracar al operador de la unidad.
El enfrentamiento se registró cuando sorpresivamente los tripulantes de un vehículo Toyota Hiluxlux Pick up, color blanco, con placas de circulación DE51827 del Estado de Veracruz, comenzaron a disparar contra los falsos policías. Por lo anterior fueron acribillados por la banda contraria y quedaron tirados sobre la cinta asfáltica.
Además de los cuerpos, como evidencia del fuego cruzado, la unidad utilizada para el reten recibió al menos cinco impactos de bala; inclusive, uno de los cuerpos de los presuntos criminales tenía una cartulina con un mensaje del grupo criminal que se adjudicó este ataque.
Llegan autoridades
Al lugar de los hechos acudieron elementos de la Policía Federal y agentes estatales, además también se presentó el grupo de elite denominado “Guardia Nacional”, estas corporaciones se encargaron de mantener vigilada el área en donde se encontraron los cadáveres de los presuntos delincuentes.
A pesar del hermetismo que guardaron las diferentes corporaciones, se conocido que los siete muertos son hombres y su edad oscilaba entre los 20 y 35 años de edad.
Elementos de la Fiscalía General fueron alertados, por lo que se trasladaron al kilómetro 224+100 de la autopista México-Veracruz y realizaron la recolección de las evidencias; posteriormente personal del Servicio Médico Forense (Semefo) trasladó los cuerpos al anfiteatro de Chalchicomula de Sesma para la necropsia de rigor, siendo escoltados por policías.
A pesar de que fueron aparentemente siete los occisos, solo cinco fueron llevados a Chalchicomula, por lo que se desconoce el paradero del resto.