De rebelde a Presidente

Andrés Manuel López Obrador es uno de los políticos más polémicos en la historia contemporánea de México.

Cuestionado por su pasado priista, se alió a la izquierda con la ruptura de un grupo de reconocidos personajes del tricolor, como Porfirio Muñoz Ledo y Cuauhtémoc Cárdenas.

Ha sido personaje protagonista de la izquierda que tomó fuerza luego de lo que muchos consideran el fraude electoral de 1988 que llevó al poder a Carlos Salinas de Gortari.

Luego de sus primeros tropiezos electorales a mediados de los 90s, encabezó la Caravana por la Democracia que además de marchas multitudinarias, incluyó el bloqueo de pozos petroleros en rechazo a la privatización de Pemex.

Luego de ganar la jefatura de gobierno del DF, AMLO fue cuestionado por el videoescándalo que involucraba a su ex secretario particular René Bejarano que fue captado recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada.

A esto se sumó otro videoescándalo que incluía al Secretario de Finanzas del DF Gustavo Ponce jugando en Las vegas.

El nombre de López Obrador volvió a ser noticia cuando fue desaforado en 2005 por violar una orden judicial que exigía suspender la construcción de una calle en El Encino. Como consecuencia se produjeron grandes manifestaciones populares en rechazo y el presidente Vicente Fox terminó por anunciar que no procedería contra López Obrador.

Tras perder la elección presidencial en 2006, AMLO encabezó una larga y controvertida protesta cerrando una de las principales avenidas de la Ciudad de México, Reforma, acusando a las autoridades de haber cometido fraude. Su imagen sufrió una campaña de desprestigio que lo calificó como “Un peligro para México”.

Las protestas de el también conocido como “Peje” revivieron luego de perder nuevamente los comicios presidenciales de 2012.

La fallida elección para el tabasqueño lo motivó a hacer una campaña permanente por todo el país.

Pese haber conseguido la Presidencia por abrumadora ventaja, sus polémicas decisiones no han parado.

Intentando cumplir sus promesas de campaña, temas como la cancelación del nuevo aeropuerto, el fin de las pensiones presidenciales, la apertura. de Los Pinos o la venta del avión presidencial, mantienen a López Obrador en la mira de la polémica.