Deberán sindicatos respetar reglas, dice próxima titular del Trabajo

Luisa María Alcalde, futura secretaria del Trabajo, entrevistada por el periódico Reforma. Foto Reforma

Agencia Reforma

Ciudad de México .- Las dirigencias sindicales tradicionales tendrán que atenerse a las nuevas reglas laborales que garantizan la libertad de los trabajadores para afiliarse o no a alguna agrupación, advirtió Luisa María Alcalde, futura secretaria del Trabajo.
Durante su gestión no se protegerá a nadie ni habrá favoritismos, señaló.

¿Cuáles son los principales desafíos en materia laboral?

Viene la reforma a la Ley Federal del Trabajo, la validación del Convenio 98 de la OIT y el ajuste salarial…

Hay varias piezas del rompecabezas, por un lado la reforma constitucional que cambia drásticamente muchos temas en materia laboral, la ratificación del Convenio 98, los nuevos compromisos asumidos en el nuevo TLC y un gobierno que lo que pretende es llevar la democracia y libertad en el mundo del trabajo.

Uno de los puntos cruciales es la justicia laboral, es decir transición de Juntas de Conciliación a Tribunales Laborales.

Otro tema tiene que ver con la creación de un nuevo instituto autónomo que se encargue de los registros sindicales de todo el País. Y una cosa crucial es el voto personal libre y secreto, garantizarlo para elegir a los dirigentes y temas de consultas a trabajadores antes de firmar un contrato colectivo.

Las dirigencias sindicales tradicionales pareciera que tomaron sus providencias. Ya se reeligió Carlos Aceves del Olmo, Víctor Flores, Carlos Romero Deschamps.

No le toca al Gobierno ni poner ni quitar dirigentes, eso le toca a los trabajadores y lo que sí nos va a tocar a nosotros es garantizar que haya libertad y democracia.

¿Qué es lo que nosotros realmente tenemos que armar? Toda una estrategia que nos permita garantizar que no nada más es el tema de llegar a las urnas y votar de manera secreta, sino que tiene que ver que se utilicen padrones confiables, que la votación sea en un lugar neutro, que haya una convocatoria amplia, que se deje participar a la gente, pero son los trabajadores los que tienen que al final decidir a través de su voto, quiénes van a ser sus dirigentes. Nosotros no vamos a controlar.

¿No van a domesticar ni a civilizar dinosaurios?

Creo que todos se van a tener que atener a las nuevas reglas, ya no podrá haber mecanismos que se utilizaban antes. Pongo un ejemplo, llegaba un líder sindical y firmaba un contrato colectivo con una empresa o un empleador a espaldas de los trabajadores. Se daba todos los días, ahora no se podrá hacer eso, ahora es que tienes que consultar a los trabajadores, antes de que firmes el contrato colectivo.

Toca al nuevo gobierno garantizar que haya libertad y democracia en sindicatos, dijo Ana Luisa Alcalde, futura Secretaria del Trabajo. Foto Reforma

¿Sobre el aumento salarial?

El tema del salario mínimo ha sido una figura que ha quedado por debajo de la pobreza, no se puede sostener 88 pesos diarios y la idea es que podamos irlo recuperando, uno de los pretextos que se había utilizado es que había como una especie de secuestro del salario mínimo porque estaba vinculado a muchas otras métricas. Hay muchas posibilidades de ir recuperando esa figura, pues hemos venido platicando con los diferentes sectores y proponiendo que podemos tener un incremento para 2019 de 102 pesos diarios.

Tienes la responsabilidad de lo que probablemente sea el programa insignia que es “Jóvenes Construyendo el Futuro. ¿Cuándo se echa a andar?

Sin duda va a ser una prioridad, es atender las causas del problema, ir a la raíz del ambiente de violencia que hemos venido sufriendo. El programa consiste en atender a 2 millones 600 mil jóvenes, de 18 a 29 años que actualmente no están trabajando ni estudiando.

Hay reglas claras, se están firmando convenios con las empresas, no se puede desplazar a otros para meter a estos jóvenes, eso se puede ir evaluando, ir verificando que no suceda pero la intención y ha habido muy buena recepción por parte del sector empresarial.