Derrochan glamour

Agencia Reforma

A la carrerita, y muy apresurados por sus publicistas, pasaron por la alfombra roja algunos de los nominados, presentadores y ganadores del Grammy Latino 2018, como Thalía, Laura Pausini, Rosalía, Bad Bunny y Pablo Alborán, aunque se dieron tiempo para saludar a sus colegas.
Pausini coincidió con su ex compañera en La Voz. México Yuri, y además de darse un abrazo, se instaron a enviarse más mensajes por celular, porque por las obligaciones han perdido la costumbre.
Thalía se deshizo en abrazos con varios ejecutivos de su disquera, Sony Music, y aunque le hizo señas de “hola” de lejos a Raúl “El Gordo” de Molina, al momento en que le pidieron que se hicieran una selfie, corrió, pues debía ir a cambiarse el vestido.
Carla Morrison, Natalia Lafourcade y Carlos Rivera coincidieron en la charla con los medios. La primera no conocía al cantante, así que Natalia los presentó y se tomaron la foto del recuerdo, aunque lo que más gracia le causó a Carla fue que su amiga se saludó con Carlos con un “qué onda, cabrón”.
Rozalén se dio abrazos con su compatriota Rosalía, quien a su vez le dijo a Karol G que es su mayor fan, y Maluma se topó con Pablo Alborán antes de entrar al MGM Grand Garden Arena y lo felicitó por sus triunfos.
Miguel Bosé sólo posó para las cámaras, Bad Bunny dijo que estaba muy cansado para hablar con los medios y Lali Espósito se la pasó acomodándose el corpiño que usó.
Halsey deslumbró con un look sexy y Ozuna se incomodó cuando le preguntaron qué opinaba de que el reguetón fuera etiquetado como un género misógino.
Todo eso se vivió en la alfombra roja.