Protéjase de la influenza

César Carrillo
El Mundo de Orizaba

La presencia de influenza en la región causó alerta a la población, sin embargo, con una serie de estrategias se puede disminuir la posibilidad de contagio.
El médico Arturo Olivares explica que de hecho, en esta temporada, se presentan diferentes variedades de influenza.
Datos de la Secretaría de Salud refieren que durante la pasada temporada invernal se presentaron 2 mil personas infectadas de influenza y 79 personas murieron debido a esta enfermedad.
La influenza es una enfermedad aguda de las vías respiratorias, curable y controlable si se recibe atención médica oportuna además de los cuidados necesarios al interior del hogar.
Actualmente los virus de influenza que se han presentado en México son AH1N1, AH3N2 e Influenza B para las estacionales.
Estas variedades del virus han llegado a causar epidemias y pandemias, así como epidemias regionales o dispersas, además de múltiples brotes esporádicos o pequeños, precisó el médico.
Este virus tiene la capacidad de entrar al organismo a través de la boca, nariz, ojos, en una enorme gama de posibilidades.

Formas de contagio
Las formas en las que se puede presentar un contagio son numerosas. Las personas portadoras pueden expulsar gotitas de saliva al estornudar o toser frente a otra sin cubrirse la boca y la nariz; el compartir utensilios o alimentos de una persona enferma, saludar de mano, beso o abrazo a una persona con una infección respiratoria, de igual modo puede producir un contagio.
El contagio también puede ocurrir al saludar de mano, beso o abrazo a una persona enferma, o a través del contacto con superficies previamente contaminadas como mesas, teclados de computadora, artículos deportivos, barandales, teléfonos, pañuelos, pardes o telas.
Para su combate
Para prevenir contagios las autoridades de la Secretaría de Salud recomiendan a la población tener diferentes precauciones.
En principio debe abrigarse bien al salir usando diferentes capas protegiendo principalmente a niños y adultos mayores, evitar las prendas ajustadas y sintéticas.
Debe reforzar las defensas de los niños y ancianos con alimentos altos en vitamina C y A, así como abundantes líquidos.
Procure el uso de cubrebocas en personas que tengan síntomas de influenza para evitar que puedan contagiar a otras al momento de hablar, toser o estornudar.
Evite compartir artículos de oficina, o en caso de ser necesario desinfectarlo.
Al toser o estornudar cubrase la nariz y boca con un pañuelo desechable, evitar escupir y no tocarse la cara con las manos sucias evitando nariz, boca y ojos.