La magia del error

Fernando Suárez Bolaños

‘La experiencia es el nombre que le dimos a nuestros errores’.
Oscar Wilde

México es un país que ha estado condenado a su propio perfeccionismo, siempre tratando de ser el número uno, siempre preparándose para llegar aquel pináculo, bañarse en gloria. Y así saciar la sed de victoria y mostrar en el pecho que un soldado en cada hijo a esta patria se dio.
Desafortunadamente el contexto aplicado no es el adecuado; debido a que no se presta atención al proceso, así como de qué manera crecemos mentalmente día a día. se quiere el oro y nunca se voltea a ver las ganancias que se obtienen en el trayecto.
El camino o proceso, es el mejor aprendizaje que se puede tener, un primer lugar sin saber cómo llegar a él es inservible cuando se desconoce que mediante las lecciones y errores se obtiene una victoria o aprendizaje, no tiene caso ser el número 1.
Siempre se debe de reconocer y venerar los caminos y los baches que percibimos en él. Es por eso que se invita a reflexionar a los ciudadanos de este país que los logros son una consecuencia de lecciones aprendidas, de errores y conclusiones, de plantear una mejor estrategia a base de lo aprendido
Es una ley de vida, es una preparación otorgada por el destino. Algunos agentes externos, como pueden ser los padres, amigos o maestros pueden influir negativamente sin querer, teniendo una buena intención, pero ignorando las repercusiones que se puede tener. porque es cierto. Todos y cada uno de ustedes quisiera asegurar su futuro y decidir nunca más volver a cometer errores.
Una investigación popular, publicada en la revista Scientific American, recalca que los padres que elogian los esfuerzos que hacen sus hijos de forma incondicional , a la larga los hace mas aptos al momento de enfrentarse a situaciones complicadas en su vida, y por consecuencia a poder resolver problemas.
Y por otro lado los niños que llegan a ser elogiados por otras características como “la inteligencia” en un futuro son más propensos a satanizar los errores y verlos como señal de fracaso y no de aprendizaje. Y por consecuencia sentirse fracasados, vacíos y con miedo a equivocarse.
Es por eso que la vida no se trata de cuan fuerte golpees sino de cuan fuerte puedes ser golpeado y seguir avanzando. Es así como se gana- Rocky Balboa.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.