Con la vara que mides…

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Tomás Setién Fernández
A Manera de Comentario

Ah que nuestro fútbol mexicano profesional sin asomo de palabras de honores por parte tanto de los equipos llamados entre chicos y enanos, como en lo referente a los supuestamente grandes, utilizando zancos de circo de barriada, sucediéndole todo lo expresado en la actividad del partido de ida de la fase de semifinales del Torneo de Clausura 2018 a las Águilas del América, apedreadas en toda la extensión de la frase en el coto de caza de los Guerreros del Santos, que tomando una ventaja de tres goles (4-1) parece ser. si ya la lógica salió de la sala de terapia intensiva. un digno finalista aun contra todo tipo de pronósticos dados por los eternos merolicos frente a las cámaras de la televisión entre defeina y nacional.
De esa forma el marcador de cuatro goles por uno es nuevamente clave para decidir, sin pedir los favores a la Madre Celestina y su bola entre mágica y maje,a un claro favorito pensando en los juegos de la próxima semana de la gran final del susodicho torneo, recordando que cuando los americanistas fueron capaces de desnudar y de ridiculizar a los Pumas en el juego de ida de la primera fase de la liguilla, les colocaron como la marca del Zorro cuatro fuetazos o rasguñones de espada sobre la frente, ahora pareciendo tras llevar el marcador en contra de cuatro por uno los capitalinos, como que se vuelve a poner de moda aquella frase tan común en nuestro balompié profesional, el de -con la varas que mides, serás medido.
Juego arrollador el del Santos teniendo a un señor goleador. ya no solo en la figura del actual campeón del chinampin tronado en el fútbol mexicano Djaniny Tavares, sino ahora con la espada desenvainada en toda la extensión de la frase apareció el siempre correcto artillero ex de los Tiburones Rojos del Veracruz Julio Furch anotando en un par de ocasiones, siendo imitado por Osvaldo Martinez (para que la cuña apriete) y el casi desconocido delantero colombiano Edwuin Cetré.
Parece que todo está decidido y los santistas serán los flamantes finalistas, pero mejor esperar, a recordar que estamos en el insólito fútbol mexicano rentado, en done los gatos ladran y los perros maúllan.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz