“Cordobesa”

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Lucía Priego de Magaña

Mi gran amiga Susana Sustaeta de Beverido (+) Hace algunos años (?) me invitó a su casa a tomar un café, el objetivo principal era presentarme a su hermana Gely Sustaeta, musa que inspiró la canción “Cordobesa”, canto que permanece en el tiempo, la memoria y el corazón de los Cordobeses, tanto, que se hace indispensable en toda ocasión festiva.
Saludé a Gely, cuya belleza madura me deslumbró, su porte elegante, la perfección de su rostro y sobre estas cualidades; su educación, natural sencillez y trato amable, me dejaron inmóvil por un momento, entonces, ella me preguntó -¿Qué deseas saber?- Contesto, aún nerviosa -¿Cómo nació la canción “Cordobesa”?- Félix Jorge Martínez famoso por sus actividades artísticas y culturales, celebró en su casona de San José, una noche bohemia, estando como invitados especiales el famoso Pepe Guízar conocido como “El pintor musical de México” y el poeta Elías Nandino, mi familia y yo asistimos a la fiesta, Pepe al conocerme prometió hacer una canción que representara a la mujer Cordobesa.
Una noche de verano en el año de 1953, Félix Jorge, en su hermoso jardín profusamente iluminado, ofreció una cena de gala inolvidable, ahí Pepe, acompañado con su orquesta estrenó la canción “CORDOBESA”.
Sumamente agradecida e impresionada de conocer a esta bellísima y admirable mujer me despedí complacida.
Transcribo la letra de la canción:
Nacida como floración primorosa
Palmera mujer y canción
Tu nombre Córdoba es nombre
Que España te dio
Vestida con todos los verdes posibles
Que pueda soñar un pintor
Te dio Veracruz su apellido
Por gracia de Dios
Cordobesa, cordobesa, piel morena
Que se quema con el sol
Cordobesa, cordobesa, la gardenia
Con su anemia te aromó
Cordobesa, cordobesa, entre Azaleas
Y naranjos te miré
Cordobesa, cordobesa, flor gardenia
Fruto rojo del café.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz