Gentes y casas de Córdoba

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Rubén Calatayud

Escribiré durante varios días acerca de la ciudad de Córdoba y de sus casas; de cómo era todo aquello durante los años 20 al 40 del siglo pasado con la pretensión de que los que viven en este tiempo sepan de aquellos años y aquellas gentes.
No soy historiador; diré mis experiencias y recuerdos, de lo que considera más interesantes para mis lectores.
Comienzo por tratar sobre la familia Vázquez Vela que vivió en una casa de la calle Uno. Se sabía que el licenciado Zapata había sido un hombre rico cuyas tierras abarcaban de San Juan de la Punta (Cuitláhuac) hasta Paso del Macho. Conocí a sus hijos que eran ilustrados. Joaquín era general y Procurador de Justicia Militar. Carlos era abogado, culto, relacionado con intelectuales como Ermilo Abreu Gómez que sabía mucho de Sor Juan Inés de la Cruz y de Juan Rejano, poeta español en el barco Sinaia como encargado de la bitácora; en ese mismo navío arribaron los hermanos Bargés Barba, Luisita, don Antonio y José. Rejano venía a Córdoba invitado por los Zapata Vela y escribió poemas que después la Universidad Veracruzana publicó en un libro intitulado “El libro de los homenajes” que contiene unos versos dedicados a Córdoba, de los que recuerdo solo estos dos: “Córdoba entre palmeras/ y suspiros de muchachas. La edición de la obra está agotada y procuré gestionar en la UV que se vuelva a editar.
Carlos Zapata Vela ocupó altos cargos del gobierno y fue nombrado embajador en la Unión Soviética y después en la República Popular China; escribió un libro llamado ”Viento del Este“, relativo al crecimiento de la China de Mao Tsé Tung, héroe de esa gran nación de más de mil millones de habitantes.
Carlos fue el hombre de las confianzas del general revolucionado Heriberto Jara.
Julio, hijo de Carlos fue presidente municipal de Córdoba de 1973 a 1976 cuya obra principal fue la reconstrucción del Teatro Pedro Díaz, edificio que fue regalado a nuestra ciudad por la Fundación Jenkins de Puebla y que había sido utilizado como cine.
Julio Zapata Castro también pavimentó la calle 21 de la avenida Tres a la Once.
Aprovecho el espacio que me queda para informar que para el viernes 27 a las ocho de la noche y en la planta baja del Casino Español el ingeniero Ernesto Rivera Pernía presentará su libro ”Muchas Córdobas“ donde relata los lugares que llevan el nombre de nuestra ciudad esparcidos por todo el mundo, de la primera Córdoba española, de la tocaya más grande, ubicada en la república de Argentina, del poblado sito en Alaska, Estados Unidos y del nombre árabe de la voz del cual deriva la actual denominación.
La entrada al acto de la presentación será gratuita y es un oportuno homenaje a la ciudad por su cumpleaños.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz