Aplazan en la SEP plan de aula digital

Ciudad de México.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) declaró desierta la licitación para su proyecto informático más importante del sexenio, el Aula @prende 2.0.

Dicho proyecto forma parte del Programa Inclusión Digital y es la continuación de intentos de sexenios anteriores, como Enciclomedia y Habilidades Digitales para Todos.

El 14 de diciembre, la SEP informó que resultaron insolventes todas las ofertas para instalar en mil aulas de primarias públicas de 16 estados el nuevo sistema para desarrollar el “pensamiento computacional” de estudiantes y maestros.

El contrato, dividido en cuatro partidas, incluía el suministro durante tres años de contenidos por internet con conexión de 10 megas, un módem en la dirección de cada plantel, un servidor y 21 dispositivos móviles laptop o notebook en cada aula.

Seis empresas, entre ellas una filial de Televisa, AT&T, Total Play y Axtel, presentaron diversas cotizaciones hasta por mil 800 millones de pesos para proporcionar el servicio, pero tuvieron fallas técnicas en las pruebas o no entregaron todos los documentos requeridos, según el acta del fallo de licitación.

En sus ofertas, las empresas estimaron tardar entre dos y tres meses, a partir de la firma del contrato, para instalar los equipos. De ese modo, aún habría tiempo para echar a andar el proyecto antes de que termine la actual administración.

La primera licitación para @prende 2.0 se tuvo que cancelar en septiembre, después de que más de 400 aulas en las escuelas seleccionadas fueron afectadas por los sismos, y la nueva licitación fue convocada el 19 de octubre.

La SEP estimó que sea el 3 de enero de 2018 cuando vuelva a lanzar una nueva convocatoria de licitación.

Cristina Cárdenas, encargada del programa @prende 2.0, explicó que la dependencia analiza qué tipo de proceso emplear para el nuevo concurso del servicio.

“No es la primera vez que iniciamos este proceso, es un proceso que lleva ya un año. Es un proceso ya muy maduro, estamos en posibilidades de levantar el proceso de dar una segunda vuelta.

“Todavía no tenemos las características de cuál va a ser el proceso, pero llevamos seis investigaciones de mercado que empezaron en agosto de 2016”, señaló en entrevista.

La SEP también podría buscar una adjudicación directa o licitar de nuevo, proceso que tomaría unos dos meses, dijo, sin que la anualidad del Presupuesto de Egresos sea un problema, pues el dinero saldrá de los fideicomisos e-México y Escuelas de Excelencia.

“Nosotros estamos calculando salir los primeros días de enero para poder dar el fallo en el mes de febrero.

“Dimos el fallo como desierto y nuestra tarea ahorita es volver a ajustar los anexos técnicos, cerrar el proceso que ya se concluyó y, a partir de ahí, podemos hacer una licitación pública, una invitación a cuando menos tres empresas o bien una adjudicación directa”, indicó Cárdenas.

Señaló que, según los cálculos, el dinero del fideicomiso alcanzará para equipar las mil aulas en tres años consecutivos, sin importar el mes en que se inicie el proceso.

“En esa flexibilidad está también la posibilidad de que el programa no se concluya cuando acabe el sexenio, sino que haya suficiente dinero para que, aunque se acabe el sexenio, nosotros tengamos tres años consecutivos de proyecto”, agregó.

Agencia Reforma

Foto: Cuartoscuro