Hospital de Soledad Atzompa, historia de corrupción y mentiras 

Xalapa, Ver.- La primera promesa de una Unidad de Salud de Atención Ambulatoria para el municipio de Soledad Atzompa se recibió en 2009.

El 30 de junio de ese año, el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán puso la primera piedra de la Unidad, sería de primer nivel, tendría área paramédica, tococirugía, cirugía, hospitalización, consulta externa y hasta plazoleta para eventos.

La obra que prometió e informó en su VI Informe de Gobierno, estaría lista en 300 días (alrededor de diez meses).

La inversión total, dijo Herrera frente a los habitantes, sería de 50 millones de pesos, de los cuales 11.5 millones se invertirían en la primera etapa.

Tres años después en 2012, en la obra se habían invertido apenas un millón y medio de pesos, pero un dictamen de la Secretaría de Protección Civil les advirtió que la obra tendría que ser reubicada, porque la ubicación elegida por gobierno estatal estaba en zona de alto riesgo y presentaría cuarteaduras.

Entonces gobierno anunció que no podría comprar otro terreno, los pobladores se organizaron y pusieron cada uno de su bolsa 500 pesos. La obra era de primera necesidad, pues el hospital más cercano está a dos horas, en el municipio de Río Blanco.

Para el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, la obra cambió de nombre, ahora fue Centro de Servicios Médicos Ampliados, y se presupuestó en 80 millones de pesos, pero seis años después, apenas se han invertido 14 millones de pesos y la obra tiene una avance del diez por ciento.

En las mantas con fotografías que taparon las avenida Xalapa, Ruíz Cortines y Lázaro Cárdenas por más de 24 horas este martes y miércoles se muestra el avance físico de la obra: Un terraplén con algunos castillos levantados.

Nos dicen “pueblo pedinche”, pero solo exigimos nuestros derechos

José Antonio Hernández, integrante del patronato de obra, dice que la gente de este municipio, donde el 90 por ciento vive en pobreza –según cifras del Coneval-, está lastimada y ofendida.

“Muchos en el pueblo tienen familiares que han fallecido por enfermedades que son curables, se quedan en el camino, muchas embarazadas dan a luz, otras mueren porque no llegan al hospital”, alerta.

Reitera que la obra es prioritaria, y no solo para Soledad Atzompa, sino para otros municipios aledaños con alta marginación, y cuyos centros de salud están en malas condiciones, “ahí no hay ni pastillas para la gripa”.

Este no es el primer bloqueo que el pueblo realiza, entre 2015 y 2016, se contabilizan al menos seis manifestaciones, además de los problemas de inseguridad que se han presentado.

El resultado de los bloqueos es previsible, se firman minutas con autoridades del Gobierno del Estado, secretarios visitan la región, se hacen promesas, pero nada pasa.

Antonio dice que en cada manifestación o mesa de trabajo, ha escuchado que les llaman el “pueblo pedinche”, pero afirma que solo exigen lo justo, su derecho.

En 2015 les prometieron terminar el hospital en 11 meses

Una de las reuniones más importantes para los pobladores se realizó el 3 de noviembre del 2015, hasta Atzompa llegó el ahora gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, lo acompañaban el secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Tomás Ruiz González, y el secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso.

Ahí les prometieron reactivar las obras: “La prioridad es cumplir”, afirmó Flavino en uno de los videos que se pueden observar de la reunión (https://www.youtube.com/watch?v=KcyXFFIJCUc).

Benítez Obeso tomó el micrófono para anunciar que el hospital también tendría rayos x y en once meses, sería inaugurado.

Pero una vez más las promesas fueron rotas, y ante esto, en abril del 2016 realizaron una megamarcha a la Ciudad de México. Caminaron cuatro kilómetros por la autopista México-Veracruz y lograron entablar otra mesa con el gobierno federal.

Esta vez, la promesa fue la liberación de 135 millones de pesos de forma inmediata, pero todo fue incumplido, una vez más.

“Quien sabe cuánto dinero se han llevado las empresas y nunca han terminado, ¿Cuándo se va a ver la obra terminada?, nos preguntamos todos”, -Se cuestiona Antonio.

Creen que porque somos indígenas, no vamos a exigir lo que nos corresponde

No vamos a permitir que nos sigan engañando “le he dicho al Secretario de Finanzas, ¿Cree que porque nos ve humildes, porque somos indígenas, cree que no vamos a exigir algo que nos corresponde? se equivoca”.

Esta es la sentencia de Armando de Jesús, integrante del patronato de la construcción del camino desviación a Tepaxapa, promesa desde hace varios años también sin concluir.

Con coraje recuerda la última reunión, donde Ruiz González, prometió el reinicio inmediato de la obra.

Levantaron la carpeta asfáltica de ocho kilómetros y dos días después, la maquinaria se fue del lugar. Ha pasado un año, y el camino sigue en pésimas condiciones y durante la temporada de lluvias es intransitable.

“Hay gente que se ha quedado atascado en el camino, gente enferma, y eso luego complica las cosas”.

Para resolver el problema, los habitantes se organizaron para viajar a la Secretaría de Gobernación, ahí les dijeron claramente que el dinero para el Centro de Salud Ampliado y los caminos ya habían sido enviado a la Sefiplan, pero el dinero fue desviado.

La construcción del camino es de 16 kilómetros, la promesa de este sexenio fue avanzar la mitad, para ello se presupuestaron 55 millones de pesos, de los cuales apenas se han liberado nueve millones de pesos en cuatro kilómetros.

“El dinero llegó, pero desconocemos dónde quedó, y ahora el Secretario de Finanzas nos dice que no hay ¿Cómo puede ser eso, dónde quedó todo?”.

Diciembre me gustó para que te vayas

Son las once de la mañana de este miércoles, llevan más 22 horas de bloqueo y de fondo suena la canción de José Alfredo Jiménez, Amarga Navidad: “Diciembre me gustó pa que te vayas, y ya después que pasen muchas cosas, que estés arrepentida, que tengas mucho miedo…”, retumba a todo volumen en el altavoz amarrado sobre el automóvil.

Tras las horas de bloqueo, un grupo norteño ameniza el juego de rayuela, otros hombres han instalado una red en pleno Lázaro Cárdenas y juegan una mezcla de voleibol y futbol.

A las doce del día tienen programada la reunión con el subdirector de Operación Financiera de la Sefiplan, Jesús Manuel Moreno, en Palacio Legislativo –tanto Casa Veracruz como Palacio de Gobierno están tomadas por alcaldes desde hace trece días.

Ahí les vuelven a prometer la liberación de 1.5 millones de pesos de forma inmediata para que la constructora reinicie el camino, les prometen que en próximos días liberarán otros recursos para completar 5 millones 600 mil pesos para el reinicio de obras.
A las cuatro de la tarde levantan el bloqueo, tres horas de camino les espera para llegar a Soledad Atzompa, se van con la esperanza de ver las máquinas nuevamente trabajando.

Sin embargo el alcalde de Soledad Atzompa, Bonifacio Aguilar Linda, advierte a todos: “Si no cumplen, vamos a regresar”.

AVC