Mundial a la vista

Iván Madrid

El Mundo de Córdoba

Concentrado desde el día de ayer en la ciudad de Guadalajara con la Selección Mexicana de Futbol Down, el jugador cordobés Mauro Antonio Sánchez Valiente acompañado por su director técnico Rafael Garzón viajarán este día rumbo a Florencia, Italia para arrancar su participación dentro del Mundial de la especialidad que se llevará a cabo en tierras europeas a partir de este viernes 15 hasta el 22 de este mes.

Luego de un auténtico “viacrucis” debido a la dificultad para reunir los fondos suficientes para cumplir con el objetivo de viajar al Mundial Down en la ciudad italiana, Mauro Antonio y Rafael Garzón cumplieron con la meta perseguida para inmediatamente viajar a la perla tapatía con la finalidad de reunirse con el resto del grupo que conformará el selectivo mexicano para el Mundial.

Mencionar que la Selección Mexicana de Futbol Down tendrá como base a jugadores de Guadalajara, por lo que la oportunidad ganada por Mauro Antonio debido al esfuerzo realizado en las competencias en donde se ha dado cita sin duda es una enorme distinción para el jugador cordobés que a partir de mañana viernes saltará a la cancha italiana para defender los colores de México.

En cuestión de funcionamiento dentro del terreno de juego, Toño tiene las características para desempeñarse como defensa pero también puede ocupar la posición de guardameta, recordar que dentro de la pasada edición del Festival Down Mauro Antonio finalizó la competencia con 10 anotaciones en su haber.

La meta se cumplió para Mauro Antonio Sánchez Valiente quien a partir de mañana buscará hacerse de un lugar en el cuadro titular de la Selección Mexicana, representativo con el que tendrá la consigna de obtener un buen desempeño dentro del Mundial de Futbol de Síndrome de Down en donde el cordobés llegó por mérito propio.

Mauro Antonio sin duda es un ejemplo de superación, puesto que ha luchado muy fuerte para destacar en el futbol y ello lo ha llevado a formar parte de la selección mexicana down, algo que se logró gracias al apoyo de sus familiares, amigos y de su entrenador, el ex jugador profesional Rafael Garzón.