Frenan optimismo; podan secretarías

El paquete económico de 2019 aprieta el gasto para secretarías federales y gobierno estatales e incluso los poderes Legislativo y Judicial se unieron a la austeridad. Foto Reforma

Agencia Reforma

Ciudad de México.- El paquete económico de 2019 aprieta el gasto para secretarías federales y gobierno estatales e incluso los poderes Legislativo y Judicial se unieron a la austeridad, aunque conservaron sus peticiones de sueldos.
Para el año próximo se plantea un presupuesto total del sector público de 5 billones 778 mil 300 millones de pesos, un monto 0.2 por ciento inferior al estimado de cierre de este año.
Junto con el recorte, también la expectativas económicas bajan, ya que se anticipa un crecimiento económico de 2 por ciento para el primer año del nuevo gobierno y una reducción en la plataforma de producción y exportación de crudo, según los documentos entregados ayer por la Secretaría de Hacienda al Congreso.
En 2019 las administración de Andrés Manuel López Obrador destinará 252 mil millones de pesos a sus nuevos proyectos. Entre ellos el más costoso será el pensiones para adultos mayores, con 100 mil millones de pesos, a los que suman becas para jóvenes, el Tren Maya y el programa de reforestación en el sur.
De las 22 dependencias del Gobierno federal, 15 tendrán menos recursos el próximo año respecto a lo aprobados para 2018.
La nueva Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural lidera la lista, con 28.5 por ciento menos, y le siguen Función Pública, con 27.1; Comunicaciones y Transporte, con 24.4; Hacienda, con 17.8, y la Oficina de la Presidencia, con 15.9.
Se salvan del recorte, Defensa Nacional con un incremento de 11.3 por ciento, y Educación Pública, con 2.9.
Destaca el mayor presupuesto que tendrán las dependencias que lideran los nuevos programas, como Trabajo y Previsión Social que pasa de 4 mil millones a 43 mil millones de pesos.
Con el ajuste a la baja en mandos altos, el proyecto de Presupuesto de Egresos prevé un ahorro de 16 mil 4 millones de pesos en el gasto en nómina de dependencias del gobierno federal y de 12 mil 98 millones de pesos en gasto operativo.
Luego de entregar el paquete económico, el Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, destacó las reducciones en el gasto corriente.
“A las dependencias ya no les dimos tanto dinero para gasto en combustible, en medicinas, para gasto en equipamiento”, señaló.