Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 11:11-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a la gente: “Yo les aseguro que no ha surgido entre los hijos de una mujer ninguno más grande que Juan el bautista. Sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos, es todavía más grande que él.
Desde los días de Juan el bautista hasta ahora, el reino de los cielos exige esfuerzo, y los esforzados lo conquistarán. Porque todos los profetas y la ley profetizaron, hasta Juan; y si quieren creerlo, él es Elías, el que habría de venir. El que tenga oídos que oiga”.
Palabra del Señor.

Germán Alpuche San Miguel
El Evangelio de Hoy
[email protected]

La llegada del reino de los cielos a una sociedad paganizada, en donde los antivalores imperantes son el tener (dinero), el placer y el poder, son cuestionados los fundamentos sociales de nuestra contemporaneidad.
El Reino de los cielos hace presente que por encima de los antivalores eje de nuestra sociedad se levanta Jesucristo, reclamando para Dios la vida y la sociedad humana, proclamando la dignidad de la persona por encima de los antivalores sociales.
Cuando se tiene la oportunidad de asomarse al mundo actual en alguna discoteque, fiesta, música, política o cualquier otro campo se percibe el vacío y las consecuencias que han dejado en el corazón humano el quitar a Dios. Al negarse a Dios en la educación familiar, se han formado generaciones de jóvenes despersonalizados, sin el sentido de su dignidad de hijos y mexicanos.
Es por ello que el Evangelio de este día es una fuerte invitación a volver el rostro a Cristo, fuente de los auténticos valores personales y sociales.
En un mundo que se dice cristiano y está lejos de Cristo, cualquiera que ponga como fundamento el Reino de Dios, se enfrentará a una fuerte oposición y rechazo familiar y social; acusado de retrógrada vivir valores permanentes como la dignidad, el propio respeto y la fe. Pero no desfallezcas, en la medida que contribuyas viviendo tu fe estarás difundiendo el reinado de Dios en una sociedad paganizada que cada día se autodestruye.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz