Tangos

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Predominio argentino sobre México en diversas canchas de futbol, manteniendo una paternidad a ritmo de tango que ya en demasiadas ocasiones ha provocado lágrimas de pesares en los nuestros, y no propiamente escuchando las lamentaciones de los amores perdidos o de la juventud extraviada, ni siquiera los adelantados adioses a la propia vida, dentro de la letra características de esa clase de música, que aquí entre nos cautivo al mundo lírico.
Desde aquel juego de la primera ronda en la inicial Copa del Mundo (Uruguay 30) en donde el fuego a discreción de los ches fue en serio y en serie, cayendo los aztecas seis goles por tres, significándose su primer verdugo el artillero Stabile, anotando hasta en tres ocasiones, apareciendo a la vez Zumelsú con dos tantos y cerrando el desfile argentino Varalio, la jettatura de la albiceleste ha sido en grande sobre los mexicanos, diciéndolo todo los números que nunca se equivocan en las situaciones del ser o no ser de equipos y selecciones nacionales.
Con doce triunfos logrados sobre los mexicanos, repartiéndose puntos en once ocasiones, con casi cincuenta goles anotados por 27 recibidos, a cambio de únicamente cuatro victorias de los nuestros, como que la curva de Argentina pudiera subir aún más, dentro de la actividad de esos dos partidos a vivirse en otra Fecha FIFA, en donde los esbozos de una nueva Selección Mexicana esta apareciendo, aparte de que ahora sí los jugadores mexicanos-europeos que se negaron a jugar en otras fechas inútiles y vanas, llegaron como trombas a ocupar su lugar en el grupo en donde Ricardo Ferretti dirá el postrer adiós como entrenador interino, suponiéndose que apagará su famosa manguera, que aquí entre nos. no ha sido del todo buena y eficiente.
Recordándose aun aquel primer triunfo mexicano sobre los argentinos, ocurrido hace ya 51 años, cuando en la cancha del estadio Azteca que aun olía a pintura recién colocada su inauguración fue en el año del 66), dentro de una noche de tormenta sin fin, solo faltando que cayeran a la cancha ranas y sapos, México venció dos goles por uno en un emocionante cotejo, siendo los dos mejores jugadores mexicanos Javier Fragoso y Enrique Borja.
Y dentro de la actividad de Copa del Mundo, freno argentino que solo permitió a la selección mexicana aspirar a la gloria de un quinto partido fuera, cuando en la copa del Mundo del 2006 aquel soberbio gol de Maxi Rodríguez nos hizo volver a la dura realidad de morir siempre con los brazos en cruz, y oliendo a pólvora.
Hoy con dos juegos en casa ajena, el seleccionado mexicano va por la gran sorpresa, de romper en mil pedazos su colección de discos (de los viejos) de tangos lastimosos y crueles en las voces de Gardel y del oriundo de Minatitlán, Veracruz Jorge Che Sareli.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz