Queman patrulla y saquean tienda en Edomex

Varias personas ingresaron a un supermercado y sustrajeron aparatos electrónicos y diversos productos. Foto Reforma

Agencia Reforma

Ciudad de México.- El bloqueo de pobladores de San Juan Ixhuatepec, Tlalnepantla, en la México-Pachuca ya lleva más de 14 horas y se han registrado saqueos a comercios y quema de unidades policiacas.

Varias personas ingresaron a un supermercado y sustrajeron aparatos electrónicos y diversos productos.

Sin embargo, algunos pobladores hicieron que regresaran las cosas y acusaron que quienes entraron a los comercios no son vecinos, sino rateros.

Además, una patrulla de la SSP fue quemada sobre la vialidad; al parecer, luego de que manifestantes intentaran retener a un policía de Tránsito capitalino, quien logró escapar.

En tanto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que ya inició una carpeta de investigación de oficio por las presuntas agresiones de policías de la Ciudad de México e irrupción al territorio mexiquense.

Asimismo, la la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) emitió una queja al respecto.

“(Se) propiciará un acercamiento con los habitantes de la zona para recabar las posibles denuncias a las que haya lugar”, informó, la Secretaría de Seguridd del Estado de México (SSEM), mediante un comunicado.

Habitantes aseguraron que fueron agredidos la noche del domingo, cuando elementos policiales arribaron al sitio, golpearon a personas y dañaron casas, comercios, vehículos y motocicletas.

No obstante, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), informó de manera oficial, que el enfrentamiento se suscitó debido a que los vecinos de esa localidad así como taxistas intervinieron para evitar la captura de cuatro presuntos delincuentes que habrían robado en una gasolinera de la zona de Ticomán.

De acuerdo con Raymundo Collins, titular de la dependencia, los presuntos ladrones intentaron huir después de haber robado, por lo que los policías de la CDMX los persiguieron hasta San Juan Ixhuatepec, donde ocurrió el enfrentamiento, del que habrían resultado heridos habitantes así como un jefe de policía, con indicativo Maya.

Al respecto la SSEM, informó que establecieron comunicación con el Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Raymundo Collins, quien aseguró que realizará una investigación interna para saber si los policías capitalinos habrían cometido actos fuera de la ley.

En tanto, CODHEM inició la queja CODHEM/TLAL/434/2018, para realizar investigaciones sobre los hechos ocurridos la noche del domingo 11 de noviembre para esclarecer lo que ocurrió y así restituir las garantías de quienes pudieran haber sido afectados, solicitar la reparación de los daños y sanciones para quienes resulten responsables.

Será la Visitaduría General de Tlalnepantla la que realizará una indagatoria para la resolución de conflicto, señaló la CODHEM.

El tramo afectado está justo en el distribuidor vial que pasa sobre la Avenida Río de los Remedios y la Autopista México-Pachuca.

Las personas se encuentran dispersas y han colocado barricadas en varios puntos de la autopista, la cual custodian.

La zona permanece aislada y hay presencia de granaderos de la Policía local, sin que intervengan.

Según fuentes de la Procuraduría capitalina, tres de los cuatro detenidos la noche del domingo ya fueron liberados, ya que solo estaban detenidos por resistencia de particulares y no había algún ilícito que se les imputara.

El único que permanece en la agencia ministerial en Gustavo A. Madero 2, es el acusado de robar la gasolinera.

Intentaron retener a policía de SSP

Un elemento de la subsecretaría de Control de Tránsito, de la SSP, sufrió un intento de secuestro por parte de manifestantes en la Autopista México-Pachuca, aunque logró ser resguardado por policías federales.

Esta tarde, el agente transitaba por el cruce de Periférico y la México-Pachuca, cuando fue interceptado por los manifestantes, quienes lo retuvieron e intentaron golpear; sin embargo, logró escapar.

De acuerdo con información preliminar, el elemento corrió hacia un taller mecánico, donde se refugió y recibió apoyo de policías federales, quienes le proporcionaron ropa de civil para poder salir del lugar.

En tanto, la patrulla que conducía el uniformado fue quemada por los inconformes.