Rechaza Córdoba a migrantes

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Córdoba no dará albergue a la segunda caravana de migrantes, ya que demostró desinterés a las peticiones de ayuda que hizo la Diócesis, acusó el padre Julián Verónica Fernández. Al ver que el Ayuntamiento no se haría responsable de alojamiento, la Iglesia decidió aceptar el apoyo de Orizaba.
A la reunión, convocada por la Iglesia católica, no asistió la alcaldesa Leticia López Landero; en su lugar, acudió el titular de Protección Civil, José Sierra, quien permaneció 10 minutos y cuestionó que por qué sólo Córdoba apoyaba a la caravana, según dijo el padre.
“No llegaron los encargados de los municipios, habían llegado del municipio de aquí (Córdoba) pero se salieron y no sabíamos si podemos contar con su ayuda o no, entonces quisimos decidir las cosas con la gente que sí estaba; es penoso que ningún municipio haya llegado”, dijo en entrevista.
Ayer se reunió la delegación de Derechos Humanos de Córdoba, Política Regional, integrantes de la Diócesis de Córdoba, de Orizaba y de la sociedad civil, quienes acordaron un plan para atender a la siguiente caravana, que podría llegar el fin de semana, situación por la cual se convocó a autoridades de Yanga, Amatlán, Fortín, Orizaba y Córdoba, las cuales fueron omisas.