Continúa la indignación

De la Redacción

El asesinato de Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal Carmen Medel, ocurrido ayer en Ciudad Mendoza, conmovió y causó indignación entre sectores de la sociedad, que exigieron un alto a los crímenes contra jóvenes y reclamaron justicia.
El homicidio de la joven, quien fue acribillada mientras se ejercitaba en un gimnasio, ocurre solo una semana después de que dos hermanos murieran baleados en la puerta de su casa, presuntamente a manos de policías municipales de Orizaba, el pasado 1 de noviembre.
La Unión Regional de Padres de Familia, en voz de su presidente, José Alberto Téllez condenó que sean los jóvenes el blanco de la delincuencia y llamó a las autoridades a buscar una estrategia para frenar la inseguridad que lastima a la sociedad.
“Exigirle al Gobierno que actúe y ponga un alto a toda la inseguridad que se está viviendo en la zona y tomen cartas en el asunto, que busquen una estrategia en la cual puedan hacer un alto a la ola de violencia”, externó.
La rectoría de la UV se sumó al repudio y a la exigencia de justicia. “Nos unimos con la comunidad universitaria y la sociedad veracruzana en el repudio categórico a este crimen y al clima de barbarie que nuevamente lastima el corazón de la vida universitaria y de Veracruz”, dice un comunicado firmado por la rectora Sara Ladrón de Guevara.

“Triste confusión”
El gobernador Miguel Ángel Yunes informó, en conferencia de prensa ofrecida anoche, que la muerte de Valeria fue una “triste confusión”.
Aseguró que la víctima fue confundida con otra mujer que estuvo previamente en el gimnasio, y que estaría involucrada en actividades delictivas, pero que salió antes de que llegaran los criminales, y éstos la confundieron, acribillando a Valeria.
A partir de un retrato hablado, se detuvo a dos sujetos que identificaron al presunto criminal, conocido como “El Richy”, quien a las 9:00 pm fue ubicado asesinado en una camioneta estacionada en los 500 Escalones, y previamente identificada como en la que huyeron los criminales.

Reclaman castigo
El diputado federal Juan Martínez, quien es vecino de curul de la diputada Medel y fue testigo del momento en el que recibió la llamada con la noticia fatal, mostró su consternación y exigió justicia.
“Estábamos en sesión, recibe la llamada, previamente le habían informado que estaba en medio de una balacera, pero luego le confirman que ella era la que había sufrido las fatales consecuencias; es un hecho muy lamentable, doloroso”, contó.