Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 15:1-7

En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharlo; por lo cual los escribas y los fariseos murmuraban entre sí: “Este recibe a los pecadores y come con ellos”
Jesús les dijo entonces esta parábola: “¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde unas, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se le perdió hasta encontrarla?. Y una vez que la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría y al llegar a su casa, reúne a los amigos y vecinos y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido‘. Yo les aseguro que también en el cielo habrá más alegría por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentirse.
Palabra del Señor.

Germán Alpuche San Miguel
El Evangelio de Hoy
[email protected]

¿Estás esclavizado de algún pecado? ¿Has intentado corregir el rumbo de tu vida y no has podido? ¿Te sientes mal por no poder dejar algún pecado?. ¡Animo¡. Dios te ama. El quiere recibirte, quiere sentarse a la mesa contigo para que juntos coman del banquete Eucarístico. Porque no te acercas a Dios y le permites que te devuelva la paz.
Lejos de Jesús el hombre no puede alcanzar la paz ni la felicidad. Y es precisamente porque Dios ve tus luchas y tus sufrimientos que ha enviado a su Hijo Jesús para buscarte, para devolverte la libertad, para hacer de ti un hombre feliz. Jesús ha venido por los pecadores, por aquellos que no pueden dejar su violencia, sus adulterios, su vicio, sus mentiras, sus robos, sus pecados. Jesús no te juzga sino que te está buscando en la Iglesia, porque quiere llevarte entre sus hombros hacia pastos verdes de paz y tranquilidad.
Tu corazón no estará en paz hasta que no deje que Jesús entre en tu vida, porque fuiste creado para Dios y tu corazón lo necesita. Si eres la oveja perdida, grítale al buen pastor que es Jesús para que te rescate de los lugares en los que andas extraviado. Pues por encima de tu pecado está el amor que Jesús te tiene.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz