¿Soberanía o Estado Libre Asociado?

Rubén Calatayud

Los habitantes de esta región veracruzana estamos asombrados por la cantidad de caravanas de hondureños que están pasando por aquí con la firme intención de penetrar a como dé lugar en los Estados Unidos, pase lo que pase porque la vida en Honduras es imposible pues la gente, literalmente se está muriendo de hambre.
El gobierno del país vecino, con toda razón, no admitirá la intromisión sin derecho de tantos viajeros; como cualquier particular no dejaría entrar desconocidos a su casa.
Se me ocurre que puede y debe darse una solución pacífica para tan serio problema. Si los hondureños sufren de extrema pobreza desde hace muchos años ¿por qué dejan la soberanía y forman un Estado Asociado con Puerto Rico? Un socio que pusiera fuentes de trabajo para que los hondureños “en casa” no tuvieran ocasión de exhibir su situación económica. Ofrecerían su soberanía con otro país.
Rusia y China se interesarían y más los Estados Unidos por aquello de América para los americanos; no les convendría ni económica ni militarmente, la injerencia de tener un enemigo cerca.
Sería cosa de organizar una encuesta en serio y sin trampas para que la ciudadanía diera su opinión y decidiera y el país escogido, además de una base militar, ofrecería fuentes de trabajo más cerca de Sudamérica, lo que sería ventajoso.
Hasta hoy el presidente Trump ha decidido otro medio de defensa de su país: el enfrentamiento militar; no tendrá ánimos de hacer una matanza porque perdería la presidencia. Primero tenderá una línea de soldados que disparará a los intrusos con gases lacrimógenos; luego, abriría una segunda defensa con balas de goma. ¿Y si esos medios fallaran?, ¿sería capaz de mandar tirar a matar?
México tiene una solución humanista para guatemaltecos y salvadoreños: dejarlos pasar, con la sola recomendación de que aquí también se siente la pobreza.
Es admirable el trabajo que están llevando a cabo las asociaciones locales y nacionales. Aquí se espera todavía una caravana muy grande de migrantes y la ayuda oficial y particular se preocupa por la falta de recursos para poder atender a tanta gente.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz