Inteligencia y suerte

Rubén Calatayud

Cuatro cordobeses participaron recientemente en la política municipal y estatal. Todos ellos son inteligentes pero algunos de ellos no han tenido suerte.

Compañeros de estudio de Luis Angel Bravo hablaban muy bien de él por su inteligencia y nada de raro les pareció su nombramiento como Fiscal de Veracruz. Sin embargo hoy se encuentra procesado y preso, acusado de un delito muy grave por no haber tenido suerte pues formó parte del duartismo, el peor de los regímenes que ha tenido Xalapa. Luis Angel ha sido arrastrado por esa gran mancha de desprestigio.

Conocí a Antonio Nemi Dib desde que siendo casi un niño trabajaba en la campaña de Dante Delgado para la presidencia municipal. Lo traté varias veces y recibí de él asesoría en Protección Civil, cargo que se me dio cuando era encargado de ese ramo. Me pareció siempre un hombre capaz y muy dado a la política y se apartó de Dante para seguir en el PRI, quiso el destino que también formara filas con Duarte y se me hizo raro que, siendo abogado, se le llamara a ocupar la Secretaría Estatal de Salud, donde fue acusado y encarcelado. Se me dice que por enfermedad está internado en un hospital. Mala suerte para Toño Nemi Dib.

Sergio Penagos García comenzó trabajando en la municipalidad local, luego fue Secretario del H. Ayuntamiento y diputado local por el PAN. Yo esperaba que lo eligieran como alcalde pero se fue a la ciudad de Puebla donde ocupó varios puestos estatales. ¿Qué pasó con Sergio? No lo he podido averiguar. Le dieron una Notaría Pública.

Gerardo Buganza comenzó como síndico de esta ciudad; luego senador de la República, jugó para gobernador y le robaron el triunfo los del PRI. Luego aceptó la Secretaría General de Gobierno habiendo pasado después a la Secretaría de Comunicación y finalmente renunció; a pesar de haber trabajado con Duarte salió limpio de sus actuaciones sin haber sido acusado como el resto de sus ex compañeros. Actualmente es diputado local y está por terminar su puesto en ese cargo.

Muy distintos han sido los vaivenes de la política para los políticos de antaño pero de ellos me ocuparé en mi próximo trabajo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz