Posible violación a la ley

De la Redacción

La existencia de documentos comerciales entre el Ayuntamiento y El Buen Tono exponen una situación que pondría en entredicho a la administración municipal, esto porque José Abella García es presuntamente el dueño de El Buen Tono y a su vez es hermano de Paulina Abella García, actual directora de Desarrollo Social; entonces el Ayuntamiento incurriría en una violación a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos, Administración y Enajenación de Bienes Muebles del Estado de Veracruz.
Y es que dicha ley establece en su artículo 45, reformado en su primer párrafo, que las instituciones no podrán recibir proposiciones o celebrar contratación alguna, con las personas físicas o morales que se mencionan:
I. Aquellas con las que cualquier servidor público en cargos de dirección, mandos medios o superiores de la propia institución, tenga relación familiar o de negocios, incluyendo aquellas de cuya contratación pueda resultar algún beneficio económico para él, su cónyuge o sus parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles hasta el segundo, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o bien para socios, sociedades o asociaciones de las que el servidor público o las personas antes enunciadas, formen o hayan formado parte, cuando menos dos años antes de que aquél haya ocupado el cargo.