Detectives al límite

Agencia Reforma
La primera producción del género de Canal Once está protagonizada por Rafael Sánchez Navarro y Kristyan Ferrer, quienes encarnan a un par de investigadores forenses (Alfonso Guardia y Jonás García, respectivamente) en búsqueda de asesinos en serie.
Pero más que las pesquisas, la violencia y la acción, el fuerte serán las batallas de los personajes con sus propios demonios.
“True Detective es una de las influencias de esta serie. Allí está toda esta parte del lado oscuro del ser humano, del monstruo en el clóset, de la locura de la mente criminal.
“Pero lo que lo hace irresistible son los personajes y sus relaciones. Eso quería hacer con esta serie”, reconoce Javier Solórzano Casarín, director y creador del proyecto, durante uno de los últimos días de rodaje.
En el elenco están fascinados con la novedad que el proyecto significa para sus carreras. En los ocho capítulos (tras los cuales se emitirán dos documentales sobre la labor de los forenses en México) habrá suspenso, drama y hasta terror.
Desde una casona de Coyoacán que sirve de locación, Sánchez Navarro describe a Guardia. Es un veterano investigador anclado en un trauma del pasado, reflexiona.
“También se involucra demasiado con los crímenes. Anda en ansiolíticos, tiene un problema de alcohol, temblorinas, tremendas pesadillas…”, enumera.
El quebrado detective servirá como mentor para García, estudiante de ciencias forenses con ganas de comerse al mundo y exorcisar sus traumas. Ambos deberán cazar retorcidos asesinos que no lucen como tales.
La dinámica maestro-discípulo que se verá en pantalla se vivió detrás de cámaras, admite Ferrer. Para él, agrega, el rodaje fue una clase de interpretación.
“Rafa es brillante, inteligente, se trabaja muy fácil con él. Cuando lo conocí, me dijo: vienes recomendado de Arcelia Ramírez, vamos a ver, vamos a ver”, recuerda Ferrer sentado en su camper.
Un equipo de escritores comandado por David Barraza, colaborador de Guillermo Arriaga, se encargó de imprimirle crudeza a la trama.
“Hay escenas muy fuertes, muy complejas. No hay nada así en México. La libertad fue absoluta”, dice el guionista.
En el mismo tono piensa el primer actor Eligio Meléndez, quien encarna a otro investigador. Guardia-García sacudirá al espectador, afirma.
“Esas series del Chapo, de Escobar, son aspiracionales. Cualquiera que las vea, que no esté parado en la realidad, quiere ser como esos cuates.
“Aquí te presentamos la cara B de ese mundo. Corres peligro todos los días, la gente se puede morir en cualquier momento”.
La producción, que también cuenta con las actuaciones de Ximena Ayala, Tatiana del Real, Mario Corona y Mauro Ramírez, tiene fecha tentativa de estreno para el último trimestre del año.