Afición brutal

De la Redacción

Monterrey.- Un enfrentamiento entre las porras de los equipos Tigres y Monterrey, dejó un saldo de varias personas, lesionadas, entre ellos, un joven que ingresó a un hospital en estado crítico. El ataque se viralizó mediante las redes sociales y ya hay un agresor identificado.
La disputa empezó alrededor de las 18:30 horas, cuando los dos grupos caminaban al estadio ubicado en la colonia Nueva Galicia, donde el encuentre entre los equipos norteños iniciaría a las 20:00 horas.
En varios videos compartidos en las redes sociales, se puede apreciar que los dos bandos se agreden verbalmente y lanzan algunas piedras por un par de minutos, hasta que un automovilista intenta atropellar a los simpatizantes felinos.
En la grabación queda plasmado el momento del intento de atropellamiento, sin embargo, los integrantes de la porra felina esquivaron el vehículo y escapan corriendo sobre la avenida Aztlán, casi esquina con la avenida Compostela.

Por una piedra
En el momento de la huída, un joven identificado como Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años y fan del equipo felino, tomó una piedra y la lanzó a la porra enemiga y fue casi el último en correr, sin embargo, unos metros después fue alcanzado por una roca que lanzó un simpatizante del equipo de rayados, y cayó al pavimento.
Palomo Gámez fue atacado por cinco sujetos a quienes se les unieron más. El joven recibió una golpiza, pero uno de los agresores lo atacó con una botella de cristal en el tórax y otros lo atacaron con piedras en la cabeza.
El hincha felino quedó semidesnudo e inconsciente en el pavimento mientras que los agresores escaparon sobre la misma avenida con rumbo al estadio.
Un grupo de paramédicos atendieron al joven, quien fue internado en un hospital, a donde ingresó con múltiples lesiones y estado crítico.
Trascendió que las autoridades iniciaron las investigaciones y cuentan con la identificación de uno de los principales agresores, el cual fue captado en fotografías y en los videos al momento del ataque.
El Gobierno del Estado de Nuevo León lanzó un comunicado en el que adelantaban las investigaciones respecto al ataque que sufrió el joven previo al partido.